Tras Un Año De Vida

Y llega el día en el que uno echa la vista atrás y se da cuenta del camino recorrido paso a paso y casi sin ser consciente. Te das cuenta de que el tiempo pasa, los días y las noches se suceden, las anécdotas surgen a diario, tu libro de experiencias aumenta en cada minuto que dejas todo de lado y te dedicas sólo a vivir. Y te das cuenta que viviendo es como se aprende en la vida, como se aprende incluso a vivir. Y de pedacitos de vida está repleto este rincón humilde que hoy cumple su primer año de existencia. Un espacio que nació gracias a muchos en general y a alguien en particular, ese empujoncito que a todos nos viene bien de vez en cuando para terminar de lanzarnos al vacío y hacer lo que más nos gusta. Y nunca me cansaré de agradecer a esa persona su empuje, ni a todos los que me ayudaron a dar mis primeros pasos, todo el apoyo que me ofrecieron. "Hoy echo a andar" fue el título del primer post. Y después de aquellos primeros pasos y de más de una caída, aprendí a sobreponerme y volverme a levantar para continuar poco a poco y sin prisa, la senda que había decidido tomar. Y desde entonces hasta hoy, todo parece seguir el mismo curso. De aquello me separan casi trescientos relatos escritos noche tras noche y lo que de ellos y con ellos he podido aprender en este tiempo. A veces, por el simple hecho de escribirlos y reflexionar sobre lo que decía, pero otras veces, las más, gracias a los comentarios que artículo tras artículo he ido recibiendo de un montón de gente que con su huella ha ido haciendo este espacio más grande sin ni siquiera buscarlo. Gente de todos los rincones del planeta, desde quien comparte los días a mi lado en clase, hasta personas que tal vez jamás vaya a conocer y habitan rincones separados por miles de kilómetros de tierra y mar. Y si hay algo que me emociona es que hasta hoy, sin ir más lejos, todavía he recibido un comentario de una persona que, coincidiendo con muchas que han pasado por aquí, reconocen ese "no sé cómo llegué hasta aquí, pero me quedo", que me insufla un ánimo increíblemente grande para seguir escribiendo con la pasión del primer día. Porque aunque las letras me surgen de una necesidad imperiosa de mi ser, es cierto que recibir comentarios como algunos de los que he recibido a lo largo de este año de vida, te empujan a hacerlo con más pasión y dedicación si cabe. Con ellos se engrandece este pequeño universo. Así que jamás me cansaré de agradecerlos porque, sin ellos, todo sería diferente.
Y como historias ocurren a diario y ganas de escribir y contarlas me quedan para rato, con este post de cumpleaños no quiero más que repetir hasta la saciedad mi agradecimiento a todos los que hacen posible o simplemente se pasean por este rincón, así como anunciar que, después del de hoy, habrá más y nuevos relatos con los que poder irse a dormir, o amanecer, o hacer más amena la tarde o el mediodía, porque de poner el color me seguiré encargando yo. Ya se sabe: Caminante no hay camino...

Y es que Sucede Que Hoy cumplió un año...

15 comentarios :

Chiqui | 01:14

Y es que sucede que hoy te felicito... ;)

Pablo Martín Lozano | 01:41

Y yo agradezco enormemente tu felicitación, por ser uno de los que formas ese grupo de los que ayudaron con los primeros pasos. Es bonito que comiences tú a comentar, cuando he sido yo el que ha cerrado el post con algo que me dijiste tú hace tiempo; Caminante no hay camino...

Un fuerte abrazo y gracias de corazón.

Noelia | 05:00

Pues qué decirte, que muchas felicidades por este primer año y espero seguir pasándome por aquí muchísimos más.
Un abrazo.

Cris Lago | 09:20

Vaya Pablito, parece que fue ayer el dia que me comentaste, que te acababas de hacer un blog tu también que a ver que tal nos iba.Y aqui estamos un año despues posteando cada día, cada noche, cada momento para nosotros y para la gente que aporta algo o desde el silencio nos lee.

Gracias bonito por tus letras, por los viajes que le regalas a mi imaginacion desde hace ya un año y gracias a todos los que haceis que seguir escribiendo sea siempre una ilusión.

Besitos desde Cádiz

Encarni | 10:44

Hola Pablo, yo llevo menos tiempo por aqui, exactamente 213 días paseándome por tu rinconcito y disfrutando de tus letras, pero desde que llegué se que cada noche me espera un ratito agradable de lectura, unos minutos para perderme entre tus historias, que muchas veces son de todos. Los dias que no puedo leerte o tú no puedes escribir yo siento algo tan bonito como es "echar de menos". Este es solo el primero de los muchos que te quedan, y estoy tan segura de eso como de que algún día tendré tus libros entre mis manos.

Te felicito por ser como eres, porque lo poco que he visto de ti me ha encantado, se que tú le aportarás algo lindo a la vida. Por el blog y las historias de cada noche solo puedo darte las GRACIAS.

Un besote enorme.

P.D: Me gusta la casualidad, ayer mi sobrina cumplió dos añitos!!

Anónimo | 12:08

Enhorabuena. Sigue asi, no te canses de escribir, porque leer lo que escribes es un verdadero placer para los que nos deleitamos con el buen hacer. Y tu lo haces muy bien. Tus experiencias y reflexiones con la forma en las que las adornas forman un poco parte de todos. ¡ Aver si publicas un libro pronto ¡

Pablo Martín Lozano | 14:36

Noelia: Gracias a ti por tus paseos y ojalá sigan existiendo.
Un beso fuerte.

Cris: Parece que fue ayer y sin embargo ha pasado el tiempo. Parece que no nos ha ido mal aquel tanteo de hace un año. Gracias a ti por caminar sobre mis líneas y regalarme comentario. Sigue pendiente un café, pero todo llegará.
Besos gaditana preferida.

Encarni: Empezaré por lo que acabé el comentario anterior: tú lo eres de adopción, jeje. Vaya control del tiempo que tienes, es asombroso! Poco tengo que decirte a ti en especial, porque precisamente tú eres, creo, la lectora más fiel! Y encima acompañas siempre con tus comentarios. Sabes lo agradecido que te estoy. Ojalá eso de lo que estás tan segura se cumpla algún día porque sabes la ilusión que me hace. Contigo el café ya me lo tomé, pero soy consciente de que te debo otro en tu tierra. Bonita casualidad la de tu prima, así recordarás siempre las dos fechas.
Gracias, de corazón y beso fuerte.

Anónimo: Muchas gracias a ti por dejar tus palabras de felicitación. Me alegro muchísimo de que mis letras susciten todo eso y ojalá el libro llegue un día. Por mi parte no faltarán ganas ni insistencia. La confianza no la pierdo y con gente como vosotros y los ánimos que regaláis, sólo queda que llegue la oportunidad.
Besos!

vicky gallardo | 17:42

...Siempre me dije, que el día que mire para atrás, porque siempre llega el día que detenemos los granitos de arena, para que no caigan, por un instante y volteamos para verle la cara al pasado, … siempre me imagine con la mirada perdida en los recuerdos, y una sonrisa dibujada en mi rostro… cierta nostalgia y el reflejo en el espejo de haber vivido, de haberme empapado de amaneceres, de haberme dormido en las lunas menguando las noches…

Y el tiempo se deshace en imágenes… en instantes… en sabores, colores… infinitas palabras… y la niebla metida en los huesos, y una lagrima azul contenida en la pupila… y el deseo… y el miedo y el encuentro… y la certeza de estar vivos, estremeciéndonos al respirar y volver al aquí y ahora… entre estos renglones, incrédulos de haber andado por ahí… de haber llegado hasta aquí…

Acariciando tus palabras, quizás entendí aun mas de tiempos, de esta humanidad que llevamos dentro, que traspasa las fronteras, que trasciende exactamente cuando puedo llegar a sentirte entre las líneas, y algunas canciones, y trascendemos rompiendo los espacios…

¿Que importa el tiempo entonces….?... si acaso sea mucho mas de lo que podes contar…
Duda y certeza… mezclados, te definen, te conmueven, y te transforman en palabras, que generan… desarman, estallan en el universo y vuelven a nacer en otras … entonces, sucede que hoy, te digo gracias a vos por las que vendran….

¿Cuántos años pablo?... ¿cuanto tiempo y cuantas palabras existen todavía?

un abrazo infinito...

Pablo Martín Lozano | 18:22

Querida Vicky, se me llenan los dedos de palabras mientras leo tu comentario, y sé que no todas pueden tener lugar aquí, así. Lanzas la pregunta de cuántos años y cuántas palabras más vendrán y no tengo respuesta, tal vez porque sean preguntas sin respuesta o tal vez porque eso mismo sean las respuestas a las preguntas que me hago yo algunas noches. Seguramente sea cuestión de cambiar los signos de interrogación por otros de exclamación.
Recojo tu abrazo infinito y te agradezco todo este tiempo, cada paseo por el que hemos sido capaces de trascender, para encontrarnos en la magia de la noche en un lugar infinito, sin paredes, sin suelo, sin dimensiones, sin aire. Gracias.

Un beso enorme.

Anónimo | 20:52

Muchas felicidades Pablo.
Sigo leyéndote desde que descubrí este gran rincón, y lo seguiré haciendo por mucho tiempo...

Un beso desde Madrid ;)

Bea

Pablo Martín Lozano | 00:37

Hola Bea! Pues muchísimas gracias por leerme y por la felicitación.
Espero poder seguir saciando tu gusto.
Un beso fuerte!

Roshni | 22:44

Hola Pablo!

Muchas felicidades! La verdad es que tu blog es fantástico. Espero que este pequeño espacio pueda celebrar muchos más años de vida, cargados de nuevos posts e historias que nos hagan reflexionar a cerca de situaciones con las que tantas veces me he sentido identificada, y otras que nos transporten a lugares tan mágicos y maravillosos como los que en numerosas ocasiones has descrito.

Enhorabuena y te deseo que sigas así por siempre!

Besos

Pablo Martín Lozano | 23:20

Hola Roshni, muchísimas gracias a ti también por la felicitación. Eso espero igualmente yo; poder seguir ofreciendo historias que hagan que la gente se identifique con ellas y, cuando no sea posible, al menos lograr que sus mentes viajen hasta rincones que no imaginaban o, al menos, no esperaban ir por esa noche.

Besos y gracias.

Anónimo | 04:45

Gracias por escribir...
siempre será un placer leerte.

FELICIDADES POR TU BLOG.

Marlene
BESOS desde México

Pablo Martín Lozano | 14:21

Muchas gracias a ti Marlene por estar ahí, desde tan lejos, mandando tu calor a través de los comentarios.
Que siga la fiesta...

Besos.