14 comentarios :

Oº°‘¨Rosa¨‘°ºO | 14:42

No he podido evitar derramar alguna lágrima al leerte hoy. Dices todo lo que necesito ultimamente. Es una gran verdad que llorar es un gran alivio, y mañana me sentiré mejor, y feliz. Esto será una experiencia más, aprenderé y seré mejor persona.
Me ha encantado.
Besos.

VICKY GALLARDO | 22:33

pablito.. tanto que decirte... sucede que hoy necesitaba exactamente ese abrazo... ese poder llorar y que las lagrimas se lleven el dolor... sucede que hoy...necesitaba llenar este vacío de tantas ausencias... de tanta lejanía... necesitaba el consuelo... de estos labios que saben a despedidas...de mis ojos tristes... de esta niña tan huérfana de besos...

pero... no te pido que me ayudes... te pido ese abrazo que llega para entender que no existen las distancias... te pido alguna palabra... y el color de tu mirada... pero, pero tu ayuda no...

si acaso ... quisiera algo muy parecido, que no es igual... te pido que me acompañes... en este camino que es vivir... y en eso que decís... que cada persona es un aprendizaje... cada ser humano llega para mostrarnos algo... para reflejarnos... para iluminarnos...

Sincronismo de palabras, de tiempos... de recuerdos...

acompañar... no ayudar ... y que tus palabras seán libres...para viajar a través de cada uno y del tiempo...

Porque los seres humanos pasamos... estamos y no estamos... somos y dejamos de ser... y nos queda lo sentido, lo vivido... lo palpado...

Gracias… por ese abrazo… por la sincronicidad de las palabras… por la certeza de seguir y volver a empezar mas allá del desamor… mas allá de lo fracasos… mas allá del tiempo…

hoy vos... quizas mañana me toque a mi... para entender que imagen te devuelven los espejos...

gracias... suecede que hoy... una vez mas... me sorprende el universo...

Encarni | 23:51

Déjame imaginar al menos por un rato que me prestas tu hombro para llorar y no hacerlo en soledad. A veces, como en este instante, no necesitaría palabras, solo un abrazo.

Y es que Sucede Que Hoy tengo la impresión de que me has observado desde la distancia...

Un beso enorme.

Pablo Martín Lozano | 00:53

Hola Rosa!
Cuánto tiempo! Un placer leerte.
Te diría que qué lástima por esas lágrimas pero sería contradecir lo que digo en el post. Así que me alegro por esas lágrimas, porque de no haberlas sacado, el pesar seguiría adentro.
Ojalá, eso sí, manaña estés mejor, te sientas aliviada y te sientas un poquito más feliz.
Mis mejores deseos.

Besos y gracias!

Pablo Martín Lozano | 00:57

Hola Vicky! Te echaba de menos...
Aquí tienes mi abrazo, profundo, sano, cálido, afectuoso y que te acompañará allá donde vayas para que no te sientas sola! Y te envío luz y energía para guiar tus pasos por tierras lejanas.
En definitiva me ofrezco yo, me entrego a ti desde la distancia para que me saques toda la información y aprendizaje que puedas y quieras.
Y te regalo los enigmas del universo, para que nunca te falten y tu vida nunca caiga en la monotonía.

Besos y mil gracias.

Pablo Martín Lozano | 01:00

Hola Encarni!
Sabes que mi hombro, aunque a veces tenga que ser en forma de palabras, lo tienes cuando lo necesites. Mucho calor, niña. Fuerza. Adelante.
Me alegra que digas que parece que te haya observado, al igual que agradezco el resto de comentarios, porque este post se fue escribiendo casi solo. Sin saber por qué estaba escribiendo aquello. Son vuestros comentarios los que le dan sentido a mis palabras y la razón que me faltaba a mí para encajar las piezas del puzzle.

Besos, ánimo y gracias.

Miguel | 01:02

Pablo, hoy muy escueto, no estoy preparado ni predispuesto para más reflexiones. Cada uno tiene sus días, y hoy es de los que no ves las cosas del mejor color, pero me gustaría preguntarte, ¿ En qué sentido te gustaría ayudar a la gente ?

Un saludo, hoy un poco más débil de fuerzas.

Pablo Martín Lozano | 01:06

Hola Miguel.
Me gustaría ayudar de una manera plena, pero sencilla. Con amor. Basta con eso. Ayudar a sacar penas, ayudar a ver la luz, ayudar a encontrar un sentido a sus vidas, ayudar a encontrarse a ellos mismos, ayudar a sentir...

Saber que si alguien necesita una ayuda anónima pueda sentir la mía.

Saludos y mucho ánimo. Energía, amigo.

ARMACHÍ | 14:27

¿Quién puede despreciar unos brazos así?
Estás esplendido últimamente, amigo Pablo, creo que sólo el hecho de leerte ya es algo genial.
A Vicky, decirle que respire hondo y coja ánimo, que la vida es maravillosa, y las personas tienen mucho de vida, aunque por desgracia muchos se empeñen en esconderlo. Si te sorprende el universo, es que vale la pena seguir con la mirada alta para detectar la profunda hermosura de la existencia de los sentimientos.

Respecto a ayudar a los demás, Pablo, ¡qué gran objetivo! sinceramente pienso que es una de las mayores riquezas que puede guardar el ser humano.
Sigue así, machote, y nosotros seguiremos ahí.
ADEU

Pablo Martín Lozano | 16:01

Hola Amrachí!
Muchas gracias por tu comentario!

Sólo el hecho de escribir ya es genial, pero el hecho de además leer vuestro comentarios eleva esto a un nivel de placer inconfesable.
Respecto a Ayudar...con poquito que hiciéramos todos, este mundo sería mejor...

Saludos y gracias por seguir.

VICKY GALLARDO | 19:25

si... la vida me sorprende por recibir este abrazo... por descubrirme lejos y creciendo... la vida me sorprende con sus conicidencias... con su belleza... con su sabiduría...

y quizas no logre explesarlo como quería... pero para mi hay una pequeña gran diferencia entre "ayudar" y "acompañar"... si te "ayudo"... me necesitas para poder seguir, para darte cuenta... y es hermoso... pero, se corre el pequeño riesgo que es la "dependencia"... en cambio... si te "acompaño"... yo en mi aprendizaje y vos en el tuyo...vos con tu camino y sus encrucijadas... y yo con las mías... de la mano... en un abrazo... acompañandonos... si te ayudo, puede que no lo puedas hacer sin mi... si te acompaño... ahi estare para aprender de tu aprendizaje...y vos del mío... para compartir las alegrias, las triztesas... las caidas y los nuevos comienzos...

acompañandonos... uno no depende el otro ni el otro de uno... nadie esta arriba, ni abajo... ni mejor ni peor... simplemente... cada uno aprende...y del aprendizaje personal... aprendemos todos...

Amarchi, gracias por tus palabras... y si justamente... yo creo que somos como dice Galeano...en su cuentito... "fueguitos"...

El mundo
"Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana.

Y dijo que somos un mar de fueguitos.

—El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores.

Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas.

Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear,

y quien se acerca, se enciende..."

y tanta tanta luz tienen estas palabras... que traspasan todo el oceano... y abrazan...

eso es trascender...
eso es magia...

por eso... sigamos asi pablito... acompañandonos en este viaje... que es vivir...

besitos!

Pablo Martín Lozano | 21:00

Vicky, gracias a esta aclaración se ha comprendido mucho mejor el hermoso mensaje que lanzas. Me parecen acertadísimas tus palabras. Precioso, de verdad.
Acompañémonos pues, cada uno en su camino, y los dos en el mismo como especie, tendiendo manos como puentes horizontales que dan y reciben en la misma proporción.
Te acompaño en esto que llamas vida, porque contigo, es un aprendizaje constante.

Besos y gracias "fueguito".

Miguel | 21:43

Hola Pablo, sólo quería decir que es hermosísimo y muy sabio lo que ha escrito Vicky, enhorabuena. Qué belleza para expresar la difrencia entre ayudar y acompañar. Qué cuento tan hermoso. Me va gustando cada vez más el blog, por tus escritos que mejoran y nos hacen crecer a todos, y por algunos comentarios que tienen un valor humano tan bello y enriquecedor. En momentos un poco bajo como el mío ahora, me gusta sentirme acompañado por gente como la que entra en este blog. Gracias a todos.

Pablo Martín Lozano | 22:18

Hola Miguel. Ya se lo he reconocido. Es precioso lo que dice. Como siempre. Es una suerte que sea comentarista asidua. Y así se lo agradezco siempre.
Me alegro mucho de que te guste mi blog, el primer día no hubiera apostado por tu continuidad. Tal vez no tuve en cuenta el efecto hipnotizador que tiene... a veces engancha. Es broma, de verdad que me alegro.
Me satisface saber que aparte de mis letras, este rincón sirve de red y espacio común para poner en relación pensamientos, consejos, experiencias, etc. y que salgamos todos beneficiados.

Mucho ánimo, sea lo que sea lo que está intentando apagarte. Tu luz es más fuerte que este estado.

Un abrazo.