Como Un Susurro En Mitad De La Noche

Acércate, ha llegado el momento de que te revele algo. He notado que últimamente no estás tan risueño como de costumbre, que esquivas situaciones y personas, que te has vuelto una sombra huidiza. Vamos, ven, tranquilo, sólo trato de ayudarte. Sabes que nunca haría nada que te hiciese daño. Déjame decirte algo que yo aprendí hace algún tiempo y que desde entonces no he dejado de aplicar a mi vida diaria porque funciona. Funciona y es tan cierto como que tú y yo nos conocemos desde hace once años. Una noche, entre el sueño y la vigilia que lo antecede, experimenté en mi propia cama, en mi propio cuerpo, algo así como una revelación de las que la gente habla y nadie nunca cree. Estás en el derecho de no creerme tú tampoco, pero intuyo que puede servirte en estos tiempos de marejada. Como te decía, tapado hasta el cuello y a punto de caer rendido ante el empuje de mis párpados cansados, una voz interior se comunicó conmigo con tal claridad, que por un momento me asusté creyendo que había alguien más en la habitación. Aunque la primera reacción fue taparme todavía más, una vez superada la incertidumbre inicial, me incorporé para comprobar que continuaba solo. Volví a tumbarme y de nuevo la voz, esta vez decidida a arrancarse finalmente, me dijo lo que hoy te quiero decir a ti. Tú escúchalo, tomátelo como un regalo con el que puedes hacer lo que quieras.
"El arrepentimiento es una construcción del ser humano,
fruto de la invención del error."
No existe nunca tal error. Todo ocurre por y para algo. Con esto quiero decirte que no te arrepientas de un posible desacierto. Seguro que no lo es. Analízalo, interprétalo y sácale provecho. Puede que tardes algún tiempo en completar el proceso pero, cuando lo superes, jamás volverás atrás y habrás dado un paso de gigante en tu crecimiento personal. Aún así, sabes que siempre puedes contar conmigo...

Y es que Sucede Que Hoy otra revelación se coló en la noche...

12 comentarios :

pequeñavane | 07:05

ME RESULTA HASTA BIZARRO EL HABER LEÍDO ESTE BLOG JUSTO HOY, HOY QUE ESTUBE TODO EL DÍA TRATANDO DE SALDAR CUENTAS CONMIGO MISMA, DE CLAVARLE ESPADAS A LAS CULPAS, DE AMORDAZARME EL ALMA PARA PODER OLVIDAR MIS ERRORES (O AL MENOS CORTAR LAS CADENAS QUE ME MANTIENEN ATADA A ELLOS Y NO ME DEJAN AVANZAR), HOY QUE MÁS QUE NUNCA SENTÍ MI CUERPO ATADO AL PASADO, HOY QUE LA BRISA TRAÍA CONSIGO EL PERFUME DE AQUELLOS OJOS QUE FUERON LOS ÚNICOS EN LOS QUE VÍ REFLEJADA MI ALMA Y QUE GUARDÉ MI CAJA DE LOS RECUERDOS EN UN LUGAR AL QUE NO PUEDA ACCEDER NI CUANDO DUERMO; JUSTO HOY TUVE QUE LEERTE, COMO PARA REGALARTE MIS PENAS...

Pablo Martín Lozano | 18:19

Hola Vanesa, encantado de recibirte. Todo ocurre por y para algo como afirmo convencido en este post. El hecho de que lo hayas encontrado hoy, igualmente es por algo. Porque era el día, porque hoy tenías que encontrarte con él y valorar si mis palabras te servían. Acepto las penas que me regalas con la intención de transformarlas en alegrías y recibir otro comentario pronto en el que las expreses.
Gracias por tus palabras.

Saludos.

pequeñavane | 19:01

QUIZAS RESULTE ASOMBROSO QUE TE ESCRIBA ESTAS PALABRAS Y LAS IDEAS FLUYAN SIN REPRESIONES COMO SI FUERAS MI GUARDIAN DE OTRAS VIDAS, NO SE SI ME SIENTO ASI DE COMODA CON VOS PORQUE NO TE CONOSCO O PORQUE SIENTO QUE TE CONOSCO TANTO COMO A MI MISMA (QUE SIGUE SIENDO MUY POCO)...

APARECISTE EN MI VIDA EN DOS OPORTUNIDADES PERO ATRAIDO POR LA MISMA FUERZA, EL RECUERDO DE UN HOMBRE, LA PRIMERA VEZ QUE TE LEI FUE TRATANDO DE ENCONTRAR EL ORIGEN DE SUS PALABRAS, QUE SABIA NO ERAN SUYAS, PERO DESCONOCIA LA FUENTE QUE LES HABIA DADO VIDA, Y ALLI, COMO ENVIADO POR LOS GRIEGOS APARECISTE VOS.

ESTA SEGUNDA VEZ TE HE BUSCADO YO, TAL VEZ BUSCANDO CONSUELO O SOLO UN ESPACIO DONDE PUDIERA SENTIRME LIBRE, EN CUALQUIER CASO, DESPUES DE TANTO TIEMPO AUN TUS PALABRAS SEGUIAN CRUZANDOSE CON MI HISTORIA Y RESIGNIFICABAN MI DIA.

DEBO CONFESARTE QUE YA DESDE ESE INSTANTE TRANSFORMASTE MIS PENAS EN ALEGRIAS, Y ASI TODO, YO, LA PEOR DE LAS EGOISTAS NO DUDE UN INSTANTE EN REGALARTE MI DOLOR!

Pablo Martín Lozano | 22:37

Hola de nuevo Vanesa.
Resulta asombroso, efectivamente, pero un asombro más por intriga que por temor, incluso más que por extraño. Tengo la suerte -expresa- de que hay gente que se identifica con mis escritos. Me alegro de que tú también.
Muy bueno tu primer párrafo de este comentario.
Me llama la atención que ya "me conocieras" y más todavía la manera; todavía no tenía constancia de que me hubieran utilizado para escribir una carta de amor/desamor. Pero me atrae la idea. Un poco a lo Florentino Ariza.
Si has encontrado esta vez ese espacio donde puedes sentirte libre, yo feliz de habértelo proporcionado aunque sea desde el desconocimiento.
Y si encima es cierto lo de tus penas en alegrías, con más motivo me sacas una sonrisa.
Re-encantado de conocerte.

Saludos.

Miguel | 23:04

Mira Pablo, la verdad es que no estoy de acuerdo con esa voz o revelación. Existe el error, existen los desaciertos y existe afortunadamente el arrepentimiento"
“El arrepentimiento es una construcción del ser humano,
fruto de la invención del error”
Qué consejo más desafortunado.Claro que el arrepentimiento es una construcción del ser humano, pero no fruto de la invención del error. El error no es algo inventado, existe; nos equivocamos muchas veces, porque aunque sé que buscas la perfección en todo lo que haces, tal como me has dicho tú mismo, no somos perfectos y tomamos decisiones desacertadas, equivocadas. Otra cosa es que estemos lamiendo o restregándonos sobre nuestros propios errores. Eso no, o bien uno aprende, y procura no equivocarse de nuevo, o bien vuelve atrás si puede con dos expresiones realmente sublimes como “lo siento” y “perdón”. Sé que cuesta decirlas, a mí el primero, pero la humanidad, el hombre se ha equivocado tantas veces, que sin arrepentimiento todo estaría justificado. Esa expresión de todo ocurre por y para algo, y de que no te arrepientas de un posible desacierto, no me parece un buen consejo. Todo ocurre por algo, pero el para algo no está claro, sino podríamos justificar crímenes tan terribles de la humanidad como los genocidios, la intolerancia, la violación de los derechos humanos. ¿ Está justificado el para en estos casos? Tantas vidas para aprender a que no debemos volver a hacerlo, cuando sabemos que se volverá a producir, una y otra vez porque el hombre tropieza sobre la misma piedra. Es como el Príncipe de Maquiavelo, donde para obtener los fines justifica todos los medios, no sé si lo has leído, pero es muy recomendable. Es una forma muy sutil de excusarse de los errores aquellos que afirman “mira si lo has hecho es para algo”, pues no, a veces hacemos las cosas y no es para mejorar, sino para retroceder, ni siquiera para aprender y ese para, ya no sirve. De verdad que no me parece un buen consejo el de esa voz que se coló en tu interior.

Arrepentirse es uno de los procesos más compasivos con nosotros mismos y con los demás de los que existe y exige un ejercicio de humildad, de tolerancia, de crecimiento personal, de demostración de nuestra condición de persona, de nuestra madurez Hay muchas veces que tener la suficiente capacidad de pedir perdón. Y volver atrás puede ser también un proceso de crecimiento personal sino se han hecho bien las cosas. Porque lo contrario es vanidad, intolerancia, arrogancia, egocentrismo, todo cualidades que no creo que permitan el crecimiento personal. Reconocer los errores cuesta, pero es lo más humano que podemos hacer. Este creo que es mejor consejo que el de la voz o revelación. Y recuerda “rectificar es de sabios”, que gran verdad.

Un saludo, y espero que todo te vaya bien

Pablo Martín Lozano | 23:30

Hola Miguel, tenía claro que si alguien iba a "criticar" -en el buen sentido- este post, ese alguien iba a llamarse Miguel, jeje. Lo digo sin ninguna maldad,eh? Los malentendidos quedaron atrás hace varios comentarios.

Estoy de acuerdo contigo en casi todo. Pero tal vez es que el análisis que realizas está un poco tergiversado. Me parece genial mucho de lo que dices, de verdad, lo comparto, sólo que según mi punto de vista te atascas, en el sentido de que empieza el desvío, al llegar al "para qué".

Por supuesto que no son justificables los genocidios, violaciones de derechos humanos, etc. Partiendo de ahí, sólo digo que todo ocurre por algo. Justificada o injustificadamente, desgraciadamente, mucho de lo segundo.

Claro que hay que reconocer los errores y subsanarlos en la medida de lo posible; no digo que no exista el error, digo que es una invención. Está, existe, pero es un invento. El concepto error es una autolimitación, aceptable si se sabe utilizar y destructiva si se convierte en un estigma.

La capacidad de perdonar es básica y muy bonita, en ningún momento digo que no se ejerza, al contrario, pero que no sea gratuita. Que se reflexione, valoren, etc. las causas de ese desacierto, para que el perdón no se quede en palabras vacías. Y una vez cometida la falta, el error, tenga el origen que tenga, rectificar "sabiamente", pero ese sabiamente incluye todo el proceso anterior.

No digo que no exista, repito, sólo que es una invención y, por ende, el arrepentimiento es una construcción que nace forzosamente de lo anterior. Pero también viceversa.

Si partimos de que todo ocurre por algo, aunque sólo sea para que nos demos cuenta de lo más simple, ya eso deja de ser error para mí y se convierte en un paso más en el camino del crecimiento personal y la madurez. Y vuelvo al principio; todo esto no justifica ni los genocidios, ni las violaciones de derechos, ni las sinrazones o extremos.

Lleva esto al terreno del crecimiento personal, del conocimiento y comprensión de uno mismo y sus realidades, sin ir tan lejos y llegar a parar a los extremos. Éstos siempre existirán, pero no caigamos en una visión apocalíptica. Es a un nivel más cercano.

Así que, espero que haya aclarado un poco las dudas que se han suscitado. Perdonar, ser humilde, arrepentirse, errar...a todo: SÍ, no lo discuto, sólo digo que es una invención porque en una realidad siempre existe ella y su contraria. Todo ocurre por algo y el "para algo", hace referencia a que si sabes interpretarlo modificará bien tu visión, tu actitud, tu conducta, es decir, tu manera de actuar una próxima vez, etc. Ese es el sentido pragmático de la expresión, más allá de la justificación barata.

Gracias por plantear la situación, porque así aclaro la postura.

Saludos y espero que también todo te vaya bien.

Anónimo | 23:45

Creo que nunca me arrepentí de lo que hice en cada momento,eso sí, muchas veces me arrepentí de lo que deje por hacer...
Me ha gustado mucho, me gusta cuando leo y puedo estar protagonizando tus historias.un beso

Gise

P.d: Por cierto,gracias por tomarte la molestia de contestar a cada comentario,es todo un detalle.

Pablo Martín Lozano | 23:52

Hola Gise: esa es una filosofía que suelo poner en práctica cuando se me presenta una oportunidad y dudo si tomarla o no. Al final, como un eco, me dice siempre eso de "más vale arrepentirse de algo que has hecho que de algo que nunca llegaste a hacer". Eso, y lo de "deja que suceda, permite al menos la oportunidad de que salga bien".
Me alegro de que te sientas identificada.

En cuanto a lo de responder a los comentarios, agradezco tu detalle también al comentario y te digo que para mí son básicos. La gente se toma la molestia de leerte, de comentarte y es cuando contesto cuando se establece un tercer contacto y se completa la retroalimentación. Además, a mí me sirven mucho, los tengo muy en cuenta, y aprendo con ellos. Así que son parte esencial de este rincón.
Por ello...y por tus palabras, gracias.

Besos!

Miguel | 23:58

Hola Pablo, me gusta eso de ser la voz disidente, porque creo que da profundidad a los comentarios, y me alegro de que no hayan malentendidos, porque no está en mi intención nada malintencionado en mis comentarios, sino aportar otra visión, discernir o profundizar. Me alegro que aumente la confianza, porque siempre es bueno crear canales de complicidad, se opine lo que se opine.
Estamos de acuerdo en todo lo que dices, ahora sí, y acuérdate volver atrás no es un error, lo que sucede es que a veces es demasiado tarde o bien ya no podemos rectificar, pero intentarlo es siempre un ejercicio de generosidad.

Seguimos en contacto, y a ver si intuyes de nuevo cuándo voy a volver a comentar, no te habrás marcado un farol no ?. Es broma.

Un saludo

Pablo Martín Lozano | 00:05

Hola de nuevo Miguel. Tu disidencia es un papel ganado a pulso desde el primer día, jaja. Eres el Risto Mejide de Sucedequehoy. Y me parece muy beneficioso y enriquecedor por la profundidad que dices y por la ocasión que se plantea de debatir o discutir los temas, en el buen sentido.
Estoy de acuerdo en el recordatorio que haces, jamás lo pondría en duda y no creo haberlo hecho en el post. Son cosas diferentes.
En cuanto a lo de la intuición, créeme, no ha habido farol. Pero creo que era "de esperar" porque era un post que podía suscitar cierta polémica y ahí estás tú, con el don de no-callar que te caracteriza por lo poco que te conozco. Y he dicho don.

Saludos.

Oº°‘¨Rosa¨‘°ºO | 11:36

Hola Pablo.
Hoy es otro de esos días que vivia el año pasado cuano encontré por primera vez Sucedequehoy, uno de esos días en que tengo que tomar una decisión y se que cualquier camino que elija será un error y terminará en arrepentimiento.Pero saber que tras haber rectificado, haber luchado y haber conocido de nuevo esta felicidad, fruto de la entrega y el amor, todo ha vuelto de nuevo al mismo lugar oscuro, de donde necesito salir..... Bueno, es triste, es dificil, y esta vez al menos tomaré el doble de tiempo para reflexionar.

Sólo queria decirte que he vuelto aqui porque sabia que tus palabras podrian sacarme una sonrisa, y leer este post me ha dejado sin aliento, sentirte tan identificada con algo escrito por un completo desconocido.... a veces me parece magia, parece como si hubieras estado en mi interior, y por los comentarios, veo que tambien en el interior de otras personas que sienten igual que yo.

Vuelvo a darte las gracias por escribir, y a rogarte que no dejes nunca de hacerlo, porque no se donde iria cuando me sintiera perdida si no estuviera este maravilloso rincón creado por ti.

Besos.

Pablo Martín Lozano | 13:02

Hola Rosa.
Siento mucho que te encuentres en esa situación, por lo mal que se pasa. Pero no lo siento tanto -y sigo la línea del post- porque estoy seguro que la decisión final que escojas será la que te haga crecer aunque al principio cueste verlo.
Es el "todo ocurre por y para algo" que ponía antes. Lástima que se tenga que pasar mal, pero para estar bien y valorarlo tienes que haber estado mal y saber qué es.

No sabes qué satisfacción me produce saber que has ido a parar a mi rincón para encontrar un poco de paz en este momento agitado por el que debes estar pasando, y más todavía saber que lo que has encontrado te ha servido de alguna forma.
A mí también me parece magia, pero es una magia de la que me di cuenta hace mucho tiempo. El poder de las palabras.
Gracias a ti por entrar, leer y comentar. Y gracias además por expresar abiertamente tus sentimientos aquí y decirte que, si alguna vez por cualquier motivo tengo que dejar de escribir -cosa que no entra en mis planes ni espero- espero que guardes mi dirección y si realmente mis palabras te sirven en momentos así estaré encantado de dedicarte algunas especialmente, a modo de terapia particular.

Un beso fuerte, mucho ánimo y mucha luz para alumbrar esa oscuridad.