Encojo

Entre el humo y las cabezas sin dueño busco tus huellas con olfato de roedor. Presiento la proximidad de tu cuerpo y, disimulado, miro en todas direcciones como para encontrarte. Deambulo, esquivo, entre la multitud que abarrota el espacio que compartimos a ciegas. Nada más allá de una extraña sensación interna me indica con certeza que te encuentras cerca. Pero no hay respuesta. Tu figura resbaladiza parece alejarse en la dirección opuesta a la que toman mis pasos para ir a buscarte. Como imanes que se repelen nuestros polos se distancian cada vez más impidiendo un encuentro deseado. La noche avanza y con ella mis ganas de ti, de tu voz, de tus besos, de tu cuerpo. Pero parece que hoy no tenemos que vernos. Desisto y te pierdo a pesar del presentimiento, las ganas, los sueños. Desisto y te pierdo a sabiendas de que agoté el esfuerzo y morí en el intento. La noche avanza todavía más deprisa que antes y, arrastrado por la música y las luces intermitentes, acallo la corazonada y pisoteo el augurio de encontrarte de pronto. Estás, lo sé, lo siento. Estás y no puedo verte. Estabas o estás; allí o aquí; entonces o ahora. O nunca más allá de mi mente. Y duele.

Y es que Sucede Que Hoy me encojo...

6 comentarios :

Miguel | 00:02

Hola Pablo, ¿ Por qué el título de encojo ? No lo acabo de entender. De todas formas te veo en horas bajas, son dos post muy tristes, bueno más que tristes desoladores. Me llamó la atención de la foto del "sin pretexto", que el título es "desilusión" creo que refleja perfectamente la idea que quieres transmitir. A veces construimos esperanzas a lo mejor sin el fundamento necesario. Nadie tiene la culpa ni tú por construirlas ni la otra persona por no responder, puesto que está en su derecho a no confluir con las tuyas, sus motivos tendrá y serán tan válidos como los tuyos. parece que de alguna manera le recriminas que no salga adelante por"Profecías infundadas que embargan el inicio de una memoria conjunta de momentos vividos". Pero lo que para uno son "profecías infundadas", el otro puede pensar que tienen fundamento. Las relaciones son complicadas, confluir en ilusiones y proyectos en común también lo es. A veces no es el momento para cualquiera de los dos, y duele claro que duele, pero sólo queda como tú has dicho aceptar lo que la vida te va dando, y aprender sea cuál sea el final. Tú mismo nos has dado lecciones de filosofía de la vida, es el momento de aplicarlas.
Si no es el momento adecuado por más que fuerces, y te esfuerces, no sucederá,porque una relación es cosa de dos y los dos tienen que querer que marche hacia adelante, lo peor es que tal vez como tu mismo dices es posible que durante este tiempo ha estado "nunca más allá de mi mente". Ya te he comentado en otros post que tal vez tu mismo sin querer te estás haciendo daño, porque como dices " una verdad que me cuesta encajar, que me niego a aceptar". Pues tal vez es el momento de empezar a aceptarla, y simplemente respetar y terminar con una insistencia que tampoco creo que guste a la otra persona, al menos a mi, no me gustaría sentirme atado emocionalmente a unos post que tal vez por pena o por no provocar dolor me llevarán a tomar decisiones que no tenga claras. Es mucho tiempo el que llevas esperando, cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero si tuviera que haber pasado, estáte seguro que ha habido tiempo para haber pasado, sino es así respeta sus dudas y temores, cada persona tiene su mundo y sus porqués y por lo tanto, lo normal es dejar pasar el tiempo,intentando centrar la atención en otros objtivos, que a lo mejor duelen menos. Como otras veces te he dicho no te instales en la melancolía, por más que tú entiendas que se embarga la relación por predicciones de futuro incierto. Ella tendrá sus motivos y son muy respetables, insistir aún después de todo este tiempo, es dolor para ti y para ella. No sé tal vez, me he pasado en la intromisión, perdona si es así, pero mi consejo es que apliques tu filosía de la vida y de la felicidad, pero no te enroques en situaciones que tus compañeros de este blog vemos que te nollevan a ningún lugar. Elige otras direcciones, la vida tiene muchas.

Un saludo, y espero que estés mejor, te lo digo de corazón.

Pablo Martín Lozano | 00:26

Hola Miguel, gracias antes que nada por tu comentario. De nuevo analítico y certero. Y también de nuevo "consejero". Agradezco la molestia, de veras.

El título de "Encojo" es la manera de verbalizar la sensación que me ha empujado a escribir esto; encojo, me hago pequeño, me arrugo y voy acurrucándome en un rincón para ver la situación desde otra perspectiva y desde allí emerger de nuevo, renovado.

Son dos post sinceros. Sinceros y bastante automáticos, dejando fluir las palabras y sacando del alma los alaridos.

El título de la foto de "Sin pretexto" dice tanto como la propia imagen.

Entraré sólo de puntillas en lo personal, como forma de agradecerte el tiempo que debes de haber empleado en el comentario y tu deseo de ayudar, pero no profundizaré porque no me gusta hacerlo más allá de los propios relatos.
En cualquier caso, motivo para las esperanzas había -tal vez siguen intactos- y aunque intento ser lo más empático posible llega un punto en el que resulta imposible mantenerse. No lo sería tanto si entre medias hubiesen motivos para la ilusión, algún tipo de "reactivadores" podríamos decir, que en este caso vienen con cuentagotas. Son esas "milésimas conexas de luz fugaz que, unidas y entrelazadas por una extraña sensación que algunos llaman esperanza, te inviten a mantener el hálito amargo de la incertidumbre" que digo en el post. Y aunque no recrimino nada y comprendo posturas, también veo que existe un cierto freno que no está permitiendo que nada fluya (esas profecías infundadas) que a fin de cuentas acato porque no tengo opción
Créeme que aplico a diario lo que ya ha quedado bautizado como "mis lecciones de filosofía de vida" y es lo que me hace sobrellevarlo de la mejor manera posible, pero luego llega la noche y en la soledad del teclado y la pantalla con el cursor parpadeando es inevitable no caer en la tentación de expresar lo que siento. Y este es el resultado.

Por cierto, aunque supongo que lo entiendes, no quiero que interpretes los post como algún tipo de arma sugestiva o de atadura porque para nada lo son. Como digo, simplemente son reflejos de mi ánimo, de situaciones, momentos, etc., pero nunca una herramienta para lograr un fin.

Y lo dejo aquí, sabiendo que a pesar del intento he terminado pecando de demasiado ingenuo y he dicho más de lo que quería en un primer momento.

Gracias, de verdad.

pequeñavane | 19:51

NO PUEDO COMPARTIR LO QUE ACABO DE LEER DE MIGUEL, PERO LO QUE MAS ME ATURDE ES QUE ME ESTA COSTANDO HASTA RESPETARLO Y ESO QUE YO RESPETO TODAS LAS OPINIONES (O AL MENOS LO INTENTO). EN PRIMER LUGAR, Y SIN ÁNIMOS DE HERIR SUCEPTIBILIDADES, YO NO CREO QUE SEAS UN FILOSOFO DE LA VIDA, O POR LO MENOS NO CREO QUE ESO IMPLIQUE QUE DEBAS SER PRACMATICO Y NO SUFRIR; TODO LO CONTRARIO, CADA UNO ES, EN TODO CASO, FILOSOFO DE SU VIDA, Y EN ESO ESTA INTRÍNSECO EL SUFRIMIENTO. Y ES QUE HAY ACASO ALGUNA OTRA FORMA DE GOZAR EN LA VIDA QUE NO SEA PADECIÉNDOLA? FREUD DICE QUE LO MÁS COMPLEJO DEL HOMBRE ES QUE GOZA DE SU SUFRIMIENTO Y ES POR ESO QUE NO PUEDE DEJAR DE HACER AQUELLO QUE LE CAUSA DOLOR, QUE LO DAÑA... EN CUALQUIER CASO TAMPOCO SE TRATA DE SER MASOQUISTAS, SIMPLEMENTE SE TRATA DE DEJAR LIBRES A LAS EMOCIONES, SER RACIONALES QUIZÁS NOS ASEGURE UNA MEJOR RESOLUCIÓN DE LAS SITUACIONES, PERO AL FINAL DEL CAMINO NO HABRÁ NADA QUE NOS HAYA ETERNIZADO, PORQUE EL DOLOR, ESE SENTIMIENTO DE DESGARRO QUE NOS DIFICULTA EL RESPIRAR ES LO QUE, EN TODO CASO, NOS SIRVE DE MOTOR PARA PRODUCIR AQUELLO, QUE SIN DUDAS, SERA LO QUE DEJEMOS COMO MARCA.
LA TUYA PABLO ES UN ALMA GENEROSA, QUE ME HA INVADIDO CON SU POESÍA, QUE ME HA COLMADO CON SU LLANTO, PERO QUE SIN DUDAS CADA DÍA ME HACE QUERER MAS!

Pablo Martín Lozano | 20:18

Hola Pequeñavane.
Gracias por respetar cualquier comentario y agradezco profundamente el tuyo.
Estoy contigo en que no soy ningún filósofo de la vida, es algo que acuñó Miguel sin ánimo, creo de sentar cátedra. Simplemente una expresión que ya rebatí diciendo que la única filósofa de la vida es la propia vida.
El sufrimiento es necesario y diría que hasta beneficioso a largo plazo.
Las emociones son los colores de la vida. Racionalmente se puede vivir, pero en blanco y negro.
Gracias por lo que dices de mi alma y no sabes lo que me alegra saber que te he "invadido" y cada día te hago querer más.

Un beso fuerte y lejanamente próximo.

Encarni | 16:04

Por suerte con nosotros no ocurre lo mismo que con la ropa cuando a veces la metemos en la lavadora, somos capaces de encoger y volver a crecer para seguir luchando cada día. Se lo chiquitito que te puedes llegar a sentir en ciertas ocasiones porque yo también lo he sentido, cuando intentas algo con todas tus fuerzas, cuando crees que va a suceder pero luego te das cuenta de que no, al menos hoy no.

Espero que ya hayas vuelvo a tu tamaño natural.

Mil besos.

Pablo Martín Lozano | 16:17

Buen símil Encarni!
La ropa, recién lavada, parece que se ajusta más al cuerpo y se lleva más ceñida. Pero con el paso de las horas acaba por ensancharse y recuperar holgura.
Tal vez aquí pase lo mismo. A veces necesitamos el calor de un cuerpo cercano, el sentir otra piel ceñida para recuperar esa holgura y espacio que habíamos perdido.
En cualquier caso lo importante es siempre recuperar el estado natural.

Gracias y un besazo.