Lágrimas Con Sabor A Sonrisa

Me miro frente al espejo y veo rodar por mi cara las lágrimas que salen sinceras de mis ojos enrojecidos. Pero al mismo tiempo sonrío. Sonrío porque no recordaba la última vez que lloré sin ser tú el motivo. Sonrío porque descubro que, a pesar de la escarcha que dejaste en mi corazón, todavía soy capaz de expresar mis sentimientos y derramar lágrimas que no lleven tu nombre. Y lloro y río emocionado. Y sollozo y lanzo pequeñas carcajadas contenidas en un quejido atenuado por la incongruencia de la situación. Por momentos creo que es la imagen que se refleja en el espejo que ha cobrado vida y se burla de mí devolviéndome sonrisas cuando yo estoy compungido. O acaso soy yo que debiera estar sonriendo en lugar de derramar lágrimas y airear penas que no tienen porqué serlo tanto. Una de ellas, desviada del surco labrado en mi piel y que parece servir de guía para las siguientes, se lanza al vacío y va a chocar directamente contra mis labios. Agua salada con mejor sabor del que recordaba a cuando todavía tú eras la causante. Agua salada que me invita a recordar el sabor del mar, un verano cualquiera, en una playa cualquiera, con no cualquier compañía. Y entonces se corta el lloro, se agranda el dibujo de la sonrisa en mi rostro, me lavo la cara para disimular el sofoco y salgo renovado tras haber recorrido la ruta del llanto a la sonrisa recomendada en todos los mapas de la vida.

Y es que Sucede Que Hoy lloré y sonreí al mismo tiempo...

12 comentarios :

Miguel | 00:44

Hola Pablo, en primer lugar te agradezco la aclaración que le has hecho a pequeñavane. Lo de tu filosofía de la vida es una forma entrañable de hablarte sobre cómo concibes o intentas solucionar tus problemas. Quiero decirte que no soy nada racional, pero cuando hay problemas trato de analizarlos y buscar la manera de salir de ellos. Mi recomendación de ayer fue con la mejor intención para que intentáras salir de esa situación de desiluión que estás viviendo. Hoy tu post me ha dejado impresionado y sinceramente un poco preocupado, porque no sé si te resultará fácil llorar,o es que estás mal hondamente, aunque laverdad, es bueno y liberador. Las lágrimas forman parte de la vida y el dolor también, lo mejor es cómo te quedas después de liberarlas es como si cada una de ellas fuera desprendiendo cada uno de nuestros problemas.
Supongo que lloras de impotencia porque como ayer comentabas estás en un momento encogido, pequeño ante la vida, y sin las cosas claras. Todo irá pasando, eso lo sabemos, el tiempo cicatriza, lame las heridas y las suaviza. No te preocupes, todos hemos pasado por mometos difíciles y de decepción, pero intenta abrirte a la vida, y verás su belleza con los contrastes de la alegría y la tristeza. Cuando terminé la relación con mi primera pareja, derramé tantas lágrimas que creía que se habían secado para siempre. A los seis meses estaba enamorado de nuevo y la vida me volvía a sonreir, aunque aprendí que no todo era eso, ni tenía ni debía alcanzar el amor el máximo valor, por eso, lo del amor en su justa medida. Pero si hoy toca llorar hazlo, y si sonríes porque crees que eres capaz de amar a otra persona diferente a tu gran amor primero, hazlo también. El duelo, que llaman es necesario, pero a la vez debemos mirar a nuestro alrededor y valorar todo lo bueno que nos pueda aportar el día a día. ünico objetivo disfrutar cada día con algo pequeño y amar aquellas cosas que nos rodean y nos puedan reconfortar.
Recupera la sonrisa, Pablo, por situaciones como la tuya, todos hemos pasado. Es lo grande de la vida, pero abre bien los ojos mientras lloras, porque seguro que hay cosas que valen la pena en tu vida,no lo centres solo en eso. Y no se me ocurre, amigo de letras decirte más cosas, que llevamos tus penas, y que te envío fuerza y energía muy positiva para que salgas de ese tunel negro. Hay luz, créeme.

Mucho ánimo, un abrazo y hoy tus lágrimas son el sabor amargo de este blog. Mañana será distinto.

Un fuerte abrazo, busca algún hombro amigo para descansar tus ideas.

pequeñavane | 01:37

ALGUNA VEZ ENTENDI, POR FIN ENTENDI, QUE CUANDO LLORAMOS LO HACEMOS PORQUE CADA PEDIDA NOS REMONTA INEVITABLEMENTE A TODAS LAS PERDIDAS, A LA PRIMER PERDIDA, A ESO QUE NUNCA SE PERDIO PORQUE NUNCA SE TUVO Y ENTONCES COMPRENDEMOS QUE VERDADERAMENTE LO QUE NOS ASTIA EL ALMA ES DARNOS CUENTA DE QUE NO PERDEMOS NADA, PORQUE NADA HEMOS TENIDO; ES ENTONCES CUANDO PODEMOS HACER DEL LLANTO UNA CARCAJADA Y REIR HASTA LLORAR... ASI OLVIDAMOS QUÉ ES LO QUE LLEGÓ PRIMERO.
TENES EL ALMA PURA DE LOS NINFOS Y EL DON DE DEJARLA EN LIBERTAD!
QUE HERMOSO HABERTE CONOCIDO...

Encarni | 08:36

Buenos días Pablo. A veces me sucede esto mismo y otras veces lo contrario, me explico. Si algo me hace muuuucha gracia de tanto reirme acabo llorando y entonces todas esas lágrimitas saladas se convierten en la sensación más dulce. En otras ocasiones, cuando siento un nudo en la garganta y la pena me invade sin motivo aparente no puedo evitar llorar, de hecho no creo que quiera evitarlas porque me hacen sacar toda esa angustia que me invade y suelo ir a la habitación de mi amiga Ana (vivimos en la misma casa) y me siento a llorar en su cama y de repente me doy cuenta de lo absurdo de la situación y acabo riéndome a carcajadas.

Lo importante es que si hay lágrimas vayan acompañadas de sonrisas.

Espero que tengas un buen día.

Besos.

Pablo Martín Lozano | 12:09

Hola Miguel.
Entendí bien lo de filosofía de vida y sé que tu recomendación fue con buena intención.
No sé si es bueno lo de que el post te haya impresionado -desde luego no lo de ue te haya preocupado- porque se ha concebido de forma errónea.
Es la consecuencia de escribir siempre en esa segunda persona confusa, que iguala a todos con un "tú". En este post no hablo nada del tema de los anteriores. No está relacionado. Ni siquiera los protagonistas. O no todos. Estoy yo, por supuesto, pero ese "tú" no hace referencia a la misma persona que los post anteriores, ni tampoco el motivo de las lágrimas.
Así que, aclarado esto, supongo que cambiará tu concepción del texto. Por lo tanto, no estoy mal hondamente, entre otras cosas porque estas lágrimas fueron de desahogo emocional, pero no en el ámbito pareja, sentimental, etc.
Me ahorro el motivo real, por íntimo, pero aclaro que no fue nada de amores. Sólo que hago el paralelismo con las últimas lágrimas por amor que recuerdo -el famoso "tú"- que no se refiere al "tú" reciente de los últimos textos.
Éstas fueron lágrimas sanas, de reencuentro con algo perdido, de dejar aflorar lo que escondía de forma inconsciente durante bastante tiempo.
Así que nada de túneles negros ni decepciones preocupantes. Esta vez iba por otro lado.

Gracias en cualquier caso por tu luz, tus ánimos y tu abrazo.

Pablo Martín Lozano | 12:12

Hola pequeñavane. Empezaré por el final.
Qué hermoso igualmente haberte conocido yo a ti y a tus sabias palabras.
Me parece un comentario precioso y cargado de razón.
Espero que con la contestación anterior haya aclarado algo para no suscitar más dudas.
Pero en cualquier caso, lo repito, esas lágrimas nada tenían que ver con un tema sentimental-amoroso.
Yo soy de reír y acabar llorando. Esta vez fue de llorar y acabar riendo. Ambas son beneficiosas.

Besos y gracias.

Pablo Martín Lozano | 12:15

Buenos días Encarni! Yo -y esto pueden corroborarlo mis amigos- soy de lágrima fácil cuando me entra una risa profunda de las que te limpian el espíritu y te renuevan el alma. Esas que no eres capaz de dominar y acaban cuando alguien o algo lo decide de manera externa a ti.
Y en el caso contrario ocurre algo parecido. Lo importante al fin y al cabo es llorar; es reír. Las dos acciones alargan la vida si sirven para algo. La felicidad es algo que anida en el fondo de las dos.

Un beso fuerte y gracias!

Miguel | 00:29

Hola Pablo, vaya lío con los "tú", cuando me lo explicaas, recordaba la escena de Groucho desenrolla un enorme pergamino y empieza a leer “La parte contratante de la primera parte contratara a la parte contratada de la segunda parte ¿Qué tal?”. Je, je, Hay muchos "tú", uno primero en los tiempos, otro el actual, los inventados, y los "tu" que recuperas de vez en cuando como en este caso. Ufff..., algún día conseguiré acertar, es un reto, eh¡¡, porque no doy una en el clavo. Claro como soy el único que me atrevo, meto la pata hasta bien metida. En fin, aclarado perfectamente. Larimas sanas, estupendo. Hoy me he comprado otro libro de Ángeles Becerra, yo el escéptico en el amor se llama " De los amores negados". Ya te comentaré, bueno ahora voy a zapear para ver a mi doble para completar mi formación en Ristro Mejide, que sino fallo y eso no está bien`para mi reputación en este blog. El post de hoy sobre contra lo impuesto, un poco complicado para comentar a mi cabeza embotada de estudio. Otro día será, pero ya me dirás contra quién te revelas, por si yo me uno también.

Un río de energía positiva, y mañana puede ser un gran día, plantéatelo así, como canta un gran cantante.

Un abrazo positivo

Pablo Martín Lozano | 01:32

Sé que es complicado el tema de los "tú", pero es una forma de no poner rostro ni nombre a quien indirectamente ya sabe si me lee que me estoy refiriendo a ella.
Espero que te guste el libro, ya me dirás. Y puestos a aprender de Risto te diré que también ha sacado un libro ahora sobre el pensamiento negativo.
En el post de hoy me rebelo contra los convencionalismos, contra todo lo establecido en general, porque odio las cosas "porque sí". A veces creo que es impertinencia, pero es que realmente no encajo en muchos órdenes preestablecidos. Los detesto y contra eso me sublevo en cierta manera. A veces los locos muestran más síntomas de cordura que los que se hacen llamar cuerdos. Es el ejemplo llevado al extremo, con el tema de la muerte y la opción que nunca nos han contado de no escogerla y vivir sin fecha de caducidad.
Gracias por el río positivo y ojalá mañana sea un buen día. Yo viajo a Madrid a ver la final de la Copa del Rey, así que espero que ese "gran día" incluya también una victoria de mi equipo.

Saludos.

Mafalda | 22:45

buenas tardes pablo llegue aqui porque vi parte de tu escrito en un comentario a una noticia en internet y bueno como no vi relacion, me aventure a colocar una parte de ella en google a ver hasta donde me llebaba.. y bueno me trajo aqui, espero de corazon que hayas sido tu quien dejo el comentario porque de lo contrario fue alguien que tomo tus palabras sin nombrarte como fuente..

excelente escrito espero estar por aqui pronto y bueno espero que tambien me leas un poquito!!

te dejo un beso hombre de alma limpia!!

Pablo Martín Lozano | 22:31

Hola Mafalda! Bienvenida y gracias por el comentario. Me alegro de que te haya gustado el relato.
Y no, no dejé ningún comentario en ninguna noticia de Internet, ni tenía conocimiento de ello, así que efectivamente me quitaron las palabras. ¿Me podrías decir dónde lo viste?
Gracias!

Besos!

Mafalda | 17:51

yo aqui de soplona..

y bueno este es el link de la noticia!!
tu escrito esta en los comentarios y bueno el seudonimo de quien lo hace es EL CHUY!!

http://www.noticias24.com/actualidad/?p=13548&cp=2

Pablo Martín Lozano | 02:46

Hola Mafalda! Tranquila, no era más que curiosidad. Lo he visto y me ha sorprendido.
Gracias por comunicármelo!

Un beso y espero que a partir de ahora descubras primero el original en este rincón y luego ya si quieren copiarlo...jeje.