Palabras De Sanación

En forma de palabra tras palabra, de ideas amontonadas y cierto sentimiento esperanzador, te envío estas frases con el deseo de que produzcan el ansiado efecto sanador. Que al leerlas se produzca en tu cuerpo la reacción justa para hacer desaparecer el dolor, al tiempo que sonríes confundida por el poder oculto de la lectura impregnada de técnicas de curación. Por eso, y por lo que de cierto tiene el que lo hago de corazón, espero advertir pronto tu rápida, pero absoluta recuperación. Y en el intento de hacerte llegar todo mi calor, negocio con la noche para que te envuelva con su manto abrasador, como hizo aquella vez en que te soñé tumbada en la arena, desde la cama de mi habitación. La noche en que comenzaste a convertirte en musa de mi inspiración; en la piel en la que desde entonces he querido probar la pasión. Así que para comenzar a materializar efectos y que esto sirva de medicación, aquí te dejo mi consejo; te aseguro que funciona si lo ejerces con rutina y convicción. Empezaré diciendo que toda enfermedad proviene de una disfunción; una puerta abierta que ofrecemos a la infección. Para cerrarlas: sonrisas, felicidad y una buena dosis de amor. Que no mienten los que dicen que no hay medicina mejor. Yo te invito a que lo pruebes, a que intentes practicarlo siempre que tengas ocasión. No hay efectos secundarios y, si en algún momento te falta un ingrediente para la poción, llámame que intentaré hacerte sonreír, hacerte feliz y regalarte un poquito de mi amor.

Y es que Sucede Que Hoy quiero que te mejores...

2 comentarios :

Testigo | 10:27

Cuánto mejor nos iría a todos si nos limitáramos a ser pócimas sanadoras... en lugar de empeorar las enfermedades. Saludos.

Pablo Martín Lozano | 15:35

Hola Testigo! Gracias por tu comentario.
Así es, muchas veces obviamos nuestro propio poder e infravaloramos la capacidad natural que tenemos para tender a un equilibrio que nosotros mismos ponemos en peligro.

Saludos.