El Poder De Los Abrazos

Esta noche abrazaré tu espíritu contra mi pecho abierto como una ventana al Universo. Lo rodearé con mis brazos sabiendo que en la magia del contacto se encuentra la sanación de lo corrupto. Sentiré la explosión de la vida que nace y respira por la piel de nuestros pechos fusionados en uno solo. Y en el transcurso eterno y lento de nuestro abrazo respiraré profundo para llenarme de ti y de tus problemas y expulsarlos por la boca y la nariz hasta alejarlos de ti, de nosotros. Cerraré los ojos y en la penumbra de mis párpados cerrados dibujaré tu rostro sonriendo al saberse y sentirse curado. Y te amaré entre mis brazos con la intensidad con la que amo el silencio que se crea entre los dos cuando nos miramos. Entraré en tu alma con susurros de energía pura y cristalina como las lágrimas que rodarán por tu rostro evidenciando la expulsión de tu tormento. Proyectaré mi luz con la potencia suficiente para atravesar el oscuro telón que encierra y oculta a un corazón encojido ante el frío de la soledad y la duda. Y cuando mi rayo penetre directamente en lo más profundo de tu ser renacerás en el sosiego y la paz de un alma purificada. Entonces abriré los ojos de nuevo, todavía sin separar nuestros cuerpos y, tomando tus manos, miraré la trastienda de tus ojos hasta que de sus entrañas nazca de nuevo una sonrisa verdadera.

Y es que Sucede Que Hoy retomé la creencia en los abrazos...

12 comentarios :

Cris Lago | 11:46

Un abrazo...La RAE se queda corta en la definición que ofrece en sus páginas.

Con lo frío que es escuchar una voz por el teléfono, esté en la misma ciudad o a miles de kilómetros y el calor que ofrece un abrazo.Frías muchas miradas con silencios incómodos, acompañadas de despedidas intactas, de bienvenidas distantes...sin abrazos, sin vida.

Lo que transmite un abrazo es la cura de muchos males, de la soledad, de un mal día, de alegría compartida, de lágrimas por secar...

Ya lo deberían recetar muchos médicos: Achuchones en cantidades industriales para las noches frías y los días más grises.

Besitos y abrazos desde aquí

Pablo Martín Lozano | 12:50

Hola gaditana!Cuánto tiempo, qué alegría. Me uno a tu plegaria de que los médicos receten abrazos como medicamentos; desde luego que su capacidad de sanación es increíble y sin intervención de la química.

Un abrazo enorme y sanador.

VICKY GALLARDO | 17:10

si de abrazos de trata pablito... te regalo...

EL LIBRO DE LOS ABRAZOS - eduardo galeano.

Te lo recomiendo... porque el poder de un abrazo... va mucho mucho mas alla!...

besitos!

ana | 17:54

Hola, me sigue encantando como escribes,soy Ana la fotógrafa no se si te acuerdas, te he escrito un día, solo decirte que he creado una página web http://confesionesdelalma.es.tl/
y que te he linqueado últimamente también a mi me han entrado las ganas de escribir aunque por supuesto no lo se hacer ni la tercera parte de bien que lo haces tu. Besos

Pablo Martín Lozano | 18:36

Hola Vicky! Muchas gracias por la recomendación. Anotada queda a la espera de liquidar unos cuantos de la lista...Pero llegará, seguro.
Hasta ahora todo lo que conozco de los nadie, los ninguneados...era en forma de canción.

Los abrazos guardan un poder que todavía desconocemos.

Besos!!

Pablo Martín Lozano | 18:38

Hola Ana, me he acordado por lo de "la fotógrafa", jeje.
Me he paseado por esa web que presentas y es interesante ese trabajo de casi casi recolecta. Enhorabuena por haberte animado por las letras porque cuando surgen las ganas y la necesidad de expresarte tú te conviertes en canal y sólo tienes que ceder tus brazos como maquinaria para transmitir lo que te nace adentro.

Besos y gracias!

Lorena Ferrer | 21:41

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí. Veo que tus post siguen teniendo la misma fuerza que hace meses.
Que curioso que algo tan simple y tan barato (dado la sociedad en la que nos encontramos) tenga semejante poder.

Un abrazo!

Pablo Martín Lozano | 22:16

Hola Lorena!! Cuánto tiempo, es cierto. Me ha alegrado muchísimo tu comentario y también ver que tú tienes blog. No lo sabía, pero ya me he estado paseando por él y te he añadido a mi lista de "blogs amigos".
Los abrazos...armas de construcción y curación masiva.

Besos!

ARMACHÍ | 23:01

Fabulosa descripción de ese sencillo arte de abrazar a las personas que quieres.
Como siempre derrochas luz en tus entradas sin abusar de demasiadas palabras, justo las necesarias para expresarta, eso es lo que te hace diferente, Pablo.
Sinceramente, el poder del abrazo, es un hecho. Puede sentirse mucho calor entre dos personas, y eso siempre ayuda a limpiar el circulo negativo que a veces nos rodea.

Pablo Martín Lozano | 23:09

Hola Armachí! Muchas gracias por tu comentario. Me gusta de que creas que soy "diferete" en algo porque en este mundo se necesita ese valor añadido que nadie tenga, ese "destacar" del resto no especialmente hacia arriba, también se puede lateralmente. El caso es que hay que sacar ventaja en cada acto porque la solidaridad es algo que queda en los libros al parecer y desgraciadamente.
En cuanto a los abrazos, poco queda que decir, parece que todos coincidimos pero pocos lo ponemos siempre en práctica.

Saludos y gracias.

Anónimo | 19:59

Pablo, tienes el don de la palabra...y qué don! Me encanta. Haces que un conjunto de palabras sean mucho más que eso...expresas, llegas, me haces sentir...y todo eso, con un manejo exquisito, como si hablar con tal soltura de lo que puede significar un abrazo fuese fácil...de nuevo, mi más sincero reconocimiento. Gracias.

un saludo
Bea

Pablo Martín Lozano | 20:18

Hola Bea! Muchas gracias por tu comentario. Y vaya comentario!
Menudo halago. Gracias por cada una de tus palabras y cuando sientas o veas que ese don de palabra que dices falla, o que mis relatos no te llegan ni hacen sentir, tienes todo el derecho del mundo a decírmelo de igual manera que esto.
Como no podía ser de otra manera en este post...Un fuerte abrazo.

Besos.