El Primer Vuelo

Estoy a punto de cerrar la maleta. Me marcho. Pensado y hecho. No hay nada que me frene. Tengo ganas, ilusión y el dinero suficiente. Me voy lejos. A buscarte. A decirte que me encantas, que me muero. Y no espero tu respuesta, me bastará con ver tu gesto. Es que verás, ya no sé cómo decirte esto. Que me gustas, que te siento, y que si no te quiero es porque aún llevo pisado el freno. Porque todavía debo tener los pies en el suelo. Porque temo. Temo que en lugar de sonreírme gires la cara y vuelva a reinar el silencio. Que en lugar de abrazarme alces la voz y grites: "tu locura no la cura ni un experto". Pero me marcho. Y lo hago consciente de la incertidumbre y hasta del rechazo. De los peros, de los frenos, del saber que esto no lo haría si estuviera algo más cuerdo. Y lo acepto. Pero vuelo. Pronto estaré en el aeropuerto. Esperando a una voz que diga "atención a todos los pasajeros". Entonces sentiré un nudo en el pecho. Embarcaré, temblaré y soñaré con el encuentro. Soñaré con un momento. El momento de llamarte y decirte estoy aquí; estoy enfrente de una ventana por la que te estoy viendo. Y reirás, incrédula. Y reiré, nervioso. Y mirarás, por si acaso. Y me verás, nervioso. Todavía más nervioso. Será el instante decisivo: ¿por qué no me besas y nos ahorramos la tensión del momento? Pero callo y espero atento. Y aunque no he abierto aún la boca, por si acaso me la cierras con un beso.

Y es que Sucede Que Hoy cogería el primer vuelo...

16 comentarios :

BeRiTa | 17:27

Aún recuerdo mi "vuelo"...

por poco y echaba a correr lejos de aquel lugar donde sirven el más delicioso té... Sólo que yo ya no llevaba freno... lo había dado todo din pensarlo demasiado...

El té fue amargo... el momento pasó a prisa y no hubo beso...

Tomé el vuelo de regreso a mi habitación... lloré, como lloré!!... pero también me hice fuerte...

Y al destino, le pido que él tome un vuelo hacia mí... él no se iría con los labios secos... él no se iría... sólo que sé que no pasará...


Y aún así... no me arrepiendo de no haber corrido...

Noelia | 19:46

Has plasmado todos mis pensamientos, me ha encantado.
A ver si me visita el valor y cojo un vuelo. Espero que seas más valiente que yo y que te vaya bien, te lo mereces.
Besos

Pablo Martín Lozano | 20:18

Hola Berita, es bonito lo que cuentas. Con sabor melancólico, pero bonito. Espero que el destino sí que remueva todo para que al final ocurra ese vuelo. Nunca deberíamos arrepentirnos de algo que nos hemos atrevido a hacer, sino ser consecuentes con nuestras decisiones.

Besos y gracias!

Pablo Martín Lozano | 20:22

Hola Noelia! Me alegro de haber reflejado tus pensamientos porque al leerlo te habrás sentido observada y el hecho de encontrar en un texto una experiencia personal y hacerla tuya es uno de los muchos regalos que siempre me han encantado de la literatura. Tal vez no es cuestión tanto de valentía como de oportunidad. Pero es cierto que la primera también juega un papel importante. Lo mío se quedará en palabras...pero ya es algo.

Besos y gracias!

Encarni | 21:58

A mi también se me pasó por la cabeza, yo también me he despertado alguna vez con esa presión en el pecho, esas ganas de coger el primer vuelo que te lleve directo a los brazos de la otra persona. Yo también he sentido esas ganas locas de dejarlo todo atrás y volar con una maleta llena de sueños.

Hay tres posibilidades, puedes ir y volverte con los brazos más vacios, ir y que te den el mayor de los abrazos o no ir porque acabe siendo lo mejor.

Y volvemos a lo mismo, que complicado es esto del amor...

Un besote enorme.

P.D: Aunque escriba menos no he dejado de leerte ni uno solo de los días.

Pablo Martín Lozano | 23:06

Como todo en la vida al final es cuestión de valoración. Al menos todo lo que conlleva una responsabilidad. Luegoe stán los temas impulsivos, instintivos y de "dicho y hecho", que también endulzan la vida de vez en cuando.
Qué complicado es esto del amor, jeje, sí, pero nadie dijo que fuera fácil; yo siempre digo que a mí me gustan los retos.

Gracias por seguir ahí, leyéndome.

Besos!

Testigo | 12:17

¿Y si nos traiciona el destino? ¿Y si ese primer vuelo... resulta un vuelo de vuelta?

vicky gallardo | 16:25

yo lo hice... "dejarlo todo atrás y volar con una maleta llena de sueños..."

por mi... en busqueda de mi...

..fue un viaje largo, mucho mas de lo que el tiempo puede medir, y ciertamente habían sido demasiados las fronteras cruzadas, mucho mas allá de los limites conocidos, … mucho mas allá de lo que se pudiera predecir…

Hace años, en un ciclo sin fin se habían desplegado todas las estrellas y las luces de Buenos Aires titilaron dibujando un mapa infinito… debajo, las luces amarillas desplegaron caminos y pude sentir mi corazón temblando en mi pecho…cruzando el cielo con mas miedo que certezas, despegando… dejando atrás toda mi vida… en busca de mi destino, si acaso lo hubiera…
Zarpe con la promesa al espejo, de volar muy alto, llevando en el alma grabados todos los recuerdos… de eso estamos hechos… de un puñadito de recuerdos… a fuego, tenia los instantes, lo momentos… mirando el cielo infinito, recordé cada mirada, cada palabra… cada detalle que de una u otra forma me hizo lo que soy.. hoy…recordé cada ser humano que me ilumino… me encendió… y en silencio… pedí que no me olvidaran… con lagrimas en mis pupilas me perdí en la noche…detrás quedaban mil espejos….

Delante todo un amanecer… agradecí al cielo, testigo … había perdido todo por lo que había vivido… había naufragado en mis mares… y ahora y bajo la oza menor como estrella polar, me sentía protegida… buscando el eje de mi tierra… mi norte… volaba con exceso de preguntas, sin mas equipaje qe mi alma, ajustada al cinturón de seguridad del tiempo, que sabrá transcurrir y quizás … haya aprendido de su eternidad..

Y así… con la piel de gallina…los recuerdos se asomaron para salir a escena, desplegándose en el escenario de la melancolía y la nostalgia de saber, que no hay nada que no pueda contra el… entonces cerré mis ojos, me acurruque en la almohada y creí haber soñado… que no estaba sola… ...soñando un sueño en medio del cielo…

y si... miedo... mas miedo que otra cosa... pero..."el aprendizaje es único e intransferible..." como la propia vida... cuanta razón tienen estas palabras del corazón, pablito.... cruzar los limites de la seguridad es pavoroso..., lo sabemos.... pero una vez cruzado... aunque mas no sean dos milímetros de la línea... se empieza a respirar el olor a libertad... y no hablo de la libertad esa que es deliberada y facilita ... hablo de sentir en la piel... la propia vida... de estremecerse hasta los huesos mirando la inmensidad del mar... ... de la libertad de encontrarse con uno mismo... en soledad, y no esa soledad vacía y mezquina... rancia... hablo de percibir lo infinito... de escuchar los silencios... de salir a caminar abrazado a los recuerdos... y en medio de la calle... que se nos escape una sonrisa, de descubrirnos humanos... demasiado humanos..."

tomen el primer vuelo.. sin mapas... sin tiempo...

solo es creerlo...

Pablo Martín Lozano | 20:01

Hola Testigo...rara la vez que el destino traiciona, sólo que no siempre sabemos interpretarlo. Las cosas no son siempre como esperamos y ya se sabe que todo depende del cristal con el que se mire. Seguro que se le puede dar la vuelta y sacarle el lado positivo. Todo lo que nos pasa ocurre para dejarnos una enseñanza. Si fuera de vuelta el vuelo tal vez sería por nuestro bien futuro.

Saludos y gracias!

Pablo Martín Lozano | 20:09

Hola Vicky, has vuelto dejando tu sello tan particular y a la vez tan sincero y amable, pues regalas sabiduría con cada uno de lo caracteres que utilizas para crear frases como "y en medio de la calle... que se nos escape una sonrisa, de descubrirnos humanos... demasiado humanos...". Qué bonito y qué cierto. Tal vez nos falte eso muchas veces. Bajar a la tierra y darnos cuenta de que somos humanos y por tanto somos sentimientos.
Ojalá todos tuviéramos la suerte de hacer lo que tú hiciste. Envidia sana. Pero querer es poder.

Besos y muchísimas gracias!

MJ Grau | 21:31

Recuerdo un gran amigo que tomó un vuelol le apoyé en lo que pude, pero tenía yo más miedo que él, por si le pasaba alguna cosa, un país lejano...pero aprendió tanto, tanto, que me enseñó que el amor y la ilusión pueden más que mil dificultades.
Después no acabó como se esperaba pero jamás le escuché arrepentirse sino todo lo contrario.
Puede que le tengamos miedo al amor.
Valor.
Besos Mª josé

Pablo Martín Lozano | 21:40

"El amor y la ilusión pueden más que mil dificultades", con eso ya lo dices todo. Así es. Y aunque le tengamos miedo, más vale arrepentirte luego de algo que hiciste que de algo que nunca llegaste a hacer.

Besos y gracias MJ!

Luka | 22:07

Era de esas personas que cogen el vuelo, que no se lo piensan, que dejan los temores a un lado, y sacan la fuerza de la certeza de sentir lo que por nadie han sentido...
Quise coger el vuelo, de regreso al lugar del que nunca quise marchar, y él me respondió con un te amo, pero tengo miedo...

Pablo Martín Lozano | 22:17

El miedo es siempre el principal freno de nuestros impulsos. Miedo a lo que piensen, a las consecuencias, a saltar al vacío. Miedo a entregarnos totalmente a la libertad. Y es triste, pero cierto.
A todos nos falta valor en ocasiones.
Ojalá cambiemos en este sentido y nos abramos a la experiencia de la intuición y los sentimientos libres.

Besos y gracias!

Anónimo | 05:04

Aun me falta valor para coger el primer vuelo... y ayer fui testido de un encuentro inesperado gracias a alguien que si tomo el primer vuelo, y aunque ni era era yo,el momento fue perfecto.
Un beso
Marlene

Pablo Martín Lozano | 21:25

Hola Marlene! Qué suerte la tuya si disfrutaste de una visita así de inesperada. El valor llega un día, de pronto, acompañado de la oportunidad de coger ese vuelo y también, no podemos olvidarnos de la capacidad de poder hacerlo.
Espero que disfrutaras ese regalo.
Llegará tu momento, seguro.

Besos y gracias!