Palabras Más, Palabras Menos

Las palabras de un corazón descosido, rasgado, amargo, roto resuenan en un pecho vacío, hueco, herido, sordo. Los ecos de una voz gastada y seca de haber gritado al viento por un amor dañino se apagan ahogando sus últimos suspiros en señales lejanas. La garganta, irritada casi tanto como el alma, comienza a sacar sonidos más puros, calmados y suaves que a los que se había acostumbrado en las noches de almohada en los labios y sábanas revueltas y empapadas en llanto. Camino, que no es poco, y lo hago con la cabeza alta y ligeramente girada atrás, negándome a mirar al frente olvidando todo lo que de ti por siempre quedará. Un sueño, un recuerdo, un retrato, un suspiro. El lienzo de un rostro que enmudeció con el tiempo y se dejó devorar por la humedad, abandonado en un rincón del desván. Los ojos, cansados, se cierran y sueñan con colores nuevos, más vivos, más ricos, más puros, más intensos; los colores de una nueva vida en la que el arco iris sale día tras día. Y baña de malvas, violetas, naranjas, turquesas, las horas, segundos, las tardes, las noches sin tregua. Y vuelvo a empezar y siento que es bueno que diga, que puedo, que vivo, que río y comienzo a olvidar. Y busco un lugar, cercano o lejano, ya eso da igual, que inunde mi anhelo de calma y de paz; que vaya, respire, conecte y, soltando tu mano, aprenda a volar.

Y es que Sucede Que Hoy no sé que ha sucedido...

10 comentarios :

vicky gallardo | 01:55

otra vez... tus palabras hacen un hueco en mi... en mis espacios.. en mis tiempos... mas alla de las distancias... y resuenan como eco... y me llevan al mismo sitio, y siento el dolor de aquel amor... que aprendi... a soltar... que aprendi a dejar ir...

y vole...lejos muy lejos, en busca de lo que habia perdido: mi reflejo en los espejos...en tantos espejos rotos...

Inmune a las certezas, lejos de todo y de todos… de lo conocido… en el exilio de mi misma… inmune a la paz y al consuelo… sin reclamos al destino, mirando hacia el centro… palpando mi debilidad absoluta… no he estado enumerando las manchas… “he procurado hablar de cosas imposibles…pues de cosas posibles se sabe demasiado”… he preferido la vulnerabilidad reveladora…

y aca estoy, niña – mujer, arrapada en mi pasado. El personal, el familiar. El cósmico. Y me acorde de una frase que leí aquella vez, cuando me di cuenta de la cadencia de mi destino, me dije, ladran sancho, señal que cabalgan mis memorias… “no hay derrota que le fuego no pueda consumir”… estoy, agua y fuego... con la pasión en la venas en un viaje interior hacia mis propios confines, camino a mi destino. Libre. Toda encendida...

Le pido al universo que me quite el miedo, que me permita ver con ojos nuevos lo que hay por venir. Cierro mis parpados y voy a mi refugio, al único espacio que quedaba sin esquirlas, mío, y no quiero saber en su extensión cual es su límite, desucbro nuevos significados y nuevas palabras para deshacer el tiempo...
como estas, tan tuyas... que las hago propias... y se mezclan...
y se conjugan... en el viento...

gracias pablo, ... sucede que hoy... no se que ha sucedido... que te encontre a vos... cuando empezaba a dormir la tarde... y vi... todo lo vivido, el camino recorrido... y...

sonreí!...

Anónimo | 13:21

Hola Pablo, por aqui estoy de nuevo, y como es habitual disfrutando de un texto intenso, lleno de poesía, de amor, dolor y esperanza, siempre la esperanza que llena de ilusión tu joven corazón.Un corazón que un día se dolió pero que ahora mira el arco iris con todas las tonalidades que permite la ilusión, las nuevas experiencias, los sueños y expectativas. Me parece increíble el dominio que tienes de la descripción de los estados de ánimo, quizás porque sabes lo que es llorar por los sentimientos. Aún así, gracias por saber expresar lo que muchos hemos sentido o sentimos. Definitvamente me gustan tus textos poéticos, pero me gusta más el sentido de positividad que este tiene. Adelante, Pablo, te queda tanto por vivir, muchos arco iris,pero también días de niebla. De todo hay, pero creo que tú, con tu madurez los sabrás afrontar. Estoy segura. Parece que tu corazón vuelve a suspirar, qué hermoso. Disfruta de ello.

Un saludo

Elena | 14:28

Hola Pablo,
Ojalá fuera tan fácil soltarte y echar a volar. Yo lo intento cada día pero me resulta imposible. He de decirte que me ha resultado particularmente fácil introducirme en el texto y sentirme identificada. No sólo porque hoy tuviese un día muy raro y me sintiese así, sino que la forma en que describes todo, ha hecho que sienta, mientras lo leía, todo lo que he sentido ésta mañana. Debe ser que no ha sido mi mejor día. Me he sentido todo el tiempo así:

http://www.youtube.com/watch?v=fqyvR6-D9gA

(como cuando suena la canción de Dido) Vamos...cómo una idiota.

Y es que Sucede Que Hoy es mi cumpleaños, y siempre me deprimo en mi cumpleaños

(tenía que utilizar tu frase al menos una vez ^^)

Un saludo

Elena (la que te escribió un par de mails el otro día ;) )

Pablo Martín Lozano | 19:19

Vicky: "Otra vez tus palabras hacen hueco en mí..." y otra vez las tuyas embellecen este espacio. Tu manera de jugar con las palabras dignifica este rincón. Espero que esa sonrisa que se dibujó en tu cara al observar desde fuera el camino recorrido puedas retenerla y sacarla a pesar de los años.

Besos y gracias.

Pablo Martín Lozano | 19:30

Hola Anónima, ya hacía días que no disfrutaba con tus comentarios.
"Me parece increíble el dominio que tienes de la descripción de los estados de ánimo, quizás porque sabes lo que es llorar por los sentimientos". Así es, antes de poder escribir tuve que "descender a los infiernos" y conocer esas tinieblas que después se convierten en palabras de dolor cuando escribo recordando episodios de entonces.
En cualquier caso, como apuntas, siempre me gusta dejar una pequeña ranura abierta a la esperanza y le añado un toque de positividad.
Gracias por tus palabras.

Un Beso.

Pablo Martín Lozano | 19:49

Hola Elena, me alegro de que te hayas decidido a dejar comentario aquí.
En primer lugar, Felicidades, aunque digas que el día de tu cumpleaños te deprimes. Es un año más de experiencia y experienciaS, de vivencias, de sabiduría, incluso si eres competitiva es un año más al que le has ganado la partida a la muerte.
Agradezco que te hayas sentido identificada mientras leías y sólo espero que ese tono apesadumbrado de tu comentario haya cambiado desde este mediodía que lo has mandado hasta ahora que te contesto.
Gracias por el vídeo, con suerte cambiarás de escena y de canción, de la de Dido al villancico, con todo lo que ocurre después.

Un beso y ánimo!

claudia | 00:06

si supieras cuánto me han emocionado estas palabras...describiste mi vida en estos momentos
palabras más, palabras menos

un abrazo, y feliz de haber llegado aqui

besos
claudia

Pablo Martín Lozano | 01:35

Hola Claudia, y yo feliz de que hayas llegado.
Bienvenida a mi pequeño mundo. Espero que te encuentres a gusto en él.

Saludos.

Encarni | 20:27

Palabras más, palabras menos... imposible pasar y no leerlo, el título atrae con una fuerza indescriptible.

Ese camino lo hemos hecho más de uno, bajar a los infiernos como dices para luego coger aire, abrir las alas y salir de nuevo "en busca de la felicidad", como se titula cierta película.

Cuando ya vemos el arco iris es una señal de que vamos por el camino correcto.

Ahora, simplemente, disfruta...

Mil besos.

Pablo Martín Lozano | 21:24

Hola Encarni. Ya hemos hablado alguna vez de la importancia de los títulos. Inlcuso del camino descendente al infierno para salir renovado. Para poder saltar primero debes agacharte para coger impulso. Luego el vuelo es más largo.
En fin, que gracias y a buscar siempre el arco iris.

Besos.