Más Allá De Tu Existencia

Debe ser que no estoy muerto; que no he caído en la desgracia del olvido; que mis pasos continúan dejando huella en el camino. Y debe ser que aún suspiro; que a lo lejos se despierta un sutil quejido; que en el pecho aún hay sitio para más y más latidos. Puede ser que te sienta hasta dormido; que en las noches acaricie o desgarre tus vestidos; que la luna sea a la vez la luz, la espía y nuestro nido. Y puede ser que tus besos sean antídoto y por ellos resucito; que son bálsamo de sueños y delirios; que desatan las pasiones que sin miedo escenifico. Porque hoy me acostaré pensando en tu mirada, en el gesto que dibujas cuando una sonrisa lanzas, en el tacto de tus manos entrelazadas a las mías aferrándose con fuerza y transmitiendo su energía. Y me dormiré susurrándome tu nombre como mantra, acallando un "me encantas" que me nace, que se lanza y de la punta de la lengua no se marcha. Cerraré con fuerza la boca para no dejar escapar los retales de los besos que aún descansan en mis labios y oleré mi mano impregnada en el perfume que he robado de tu cuello mientras los dos cerrábamos los ojos y volábamos en silencio al reino de la excitación, el fervor y el entusiasmo. Y para cuando haya caído rendido ante las sábanas, rescataré los sueños que me llevan junto a ti; las imágenes oníricas que últimamente acostumbran a quererte dibujar únicamente a ti. Y seguiré a tu lado en la distancia, abrazado a ti por debajo de tu edredón desde mi cama, más allá de los límites de la existencia, y tocaré y sentirás mi mano recorriendo tu espalda haciéndote cosquillas con su paso lento, hasta erizar tu piel y sentir tu sangre hirviendo adentro.

Y es que Sucede Que Hoy traspasé la frontera de tu reino...

12 comentarios :

Anónimo | 15:20

Plas, plas, plas...!!!
Impresionante.

PAra sentir no hay que pensar...y para escribir, y hacerlo tan bien como tú,no sólo hay que sentir, hay que tener mucho talento...
Eres especial. LLegarás lejos.

un beso

Bea

Pablo Martín Lozano | 15:32

Muchas gracias Bea. Menudo comentario. Será que lo que escribo lo siento y no lo pienso.

Un beso y plas,plas,plas por el comentario.

Encarni | 15:58

En cada letra se puede apreciar la ilusión, la pasión, las ganas de un nuevo encuentro. Seguro que esas mariposas de tu estómago te ayudan a escribir asi de lindo.

Este es uno de esos post que me hace creer que aún existe el amor.

Veo que te gusta este tren que elegiste, se te nota feliz y eso me encanta.

Mil besos.

Pablo Martín Lozano | 16:16

Hola Encarni. Esas mariposas de las que hablas me ayudan a dejar fluir mis pensamientos, a abrir todos los sentidos al máximo y percibir la realidad de otra manera; más fuerte, más intensa. Después sólo se trata de traducirlo a letras sobre mi teclado.

Me encanta leer que a través del texto crees que aún existe el amor, porque esa esperanza nunca debe perderse. Todo llega, cuando menos te lo esperas, incluso los aparentes imposibles. Y te lo digo yo ;).

Resulta que ese tren es muy muy muy interesante y las vías por las que circula discurren paralelas a las mías.

Besos y gracias!

Anónimo | 15:21

Vaya, sabía que tenías un blog y que se te daba muy bien esto de expresarte con las palabras oportunas, pero Pablo, me has sorprendido. ENHORABUENA

Pablo Martín Lozano | 15:47

Hola Anónimo, muchas gracias por tus palabras. Me alegro de haberte sorprendido, pero...¿puedo saber quién está detrás de este anónimo?

Saludos!

Anónimo | 01:12

Jejeje...sabía que tendrías curiosidad. Digamos que nos vemos muy a menudo, e incluso hemos hablado en ocasiones, pero quizá si te digo mi nombre seguiría siendo tan anónimo como ahora.

Pablo Martín Lozano | 01:22

Hola de nuevo anónimo. Aunque tu segundo comentario delimita mucho más el universo de análisis, sigo algo perdido. Algún nombre vaga por mi mente...pero esperaré a que veas el momento oportuno de desvelarte.
En cualquier caso gracias por tus palabras y me alegro de que te guste.

Saludos.

Tomás | 13:00

uff
alguien te admira literariamente y personalmente, eso se llama tener suerte.
hay veces que uno no se percata de las personas que nos rodean, de aquellas que está enamoradas de nosotros ya que solo tenemos ojos para otra, quizá la mejor para nosotros pero y esa persona anónima?' Uff

alfinal no sé qué historia es mejor , esta vuestra que es intrigante o más allá de tu existencia,
en fin ENHORABUENA a los dos que me habéis cautivado

Pablo Martín Lozano | 13:42

Hola Tomás! Gracias por tu comentario aunque me intriga. ¿A quién te refieres cuando hablas en plural?
Respecto a todo lo demás, es cierto, tendemos a no fijarnos en lo que tenemos cerca, pero el ser humano es inconformista por naturaleza; tal vez por eso huye de su proximidad y busca el reto.

Saludos!

Tomás | 00:58

en plural porque me incluyo pero realmente me refiero al ANONIMO y a ti,
"pero quizá si te digo mi nombre seguiría siendo tan anónimo como ahora"

para mí en cierto modo es triste vivir así, en anonimato, dejar que se te escape una nube por tal de no acercar la mano un poco más, por otra parte es una historia bonita pero triste

un abrazo

Pablo Martín Lozano | 14:02

Ya está claro, Tomás. Yo también soy de los que no tengo nada que ocultar y prefiero identificarme, pero cada cual es libre de dicha elección.

Saludos y gracias por el comentario.