Vuelta A La Realidad

Vuelvo a la realidad y la realidad me recibe con un derechazo directo a los bajos del ánimo. Todo se ha esfumado alrededor. El mundo perdió el sentido con la entrada del amanecer. En el combate a muerte entre los primeros rayos de sol y yo, venció la luz y yo quedé en K.O. Noqueado, trato de levantar el espíritu de la lona de mis entrañas, pero por más que buceo no logro escapar de la nada. Y entre pensamientos que no llegan y recuerdos que se niegan a marchar vago sin rumbo por las profundidades de un alma que añora no sabe bien qué. El silencio se ha vuelto aliado y en el rostro las facciones parecen haber perdido su expresión, quedando inmóviles e impasibles ante cualquier comentario o situación. De mi frente cuelga un cartel de "Vuelvo en cinco minutos", pero pasan las horas y sigo en huelga espiritual. Me busco y creo que dejé olvidado algo que no logro recordar. Tal vez un suspiro, un corazón, un beso robado, los ecos de una voz... Mi cuerpo se desplaza, pero nada hay en su interior. Como una hoja de periódico que arrastra el viento por las calles de la ciudad divago entre silencios, preguntas sin respuesta y memorias de las horas que ya no volverán. Huele a melancolía entre las paredes de mi habitación y debe ser que olvidé poner el fin justo cuando de tu boca escuché salir el último adiós.

Y es que Sucede Que Hoy se me hace duro...