Porque Me Faltas Tú

Porque tenerte lejos es querer que las distancias no existan para poder extender la mano, tocarte y seguir sintiendo que estoy vivo. Porque saberte a cientos de kilómetros es desear quedarme suspendido del aire para que la Tierra te acerque hasta mí con su rotación. Porque darse cuenta de que tus labios no contactan con los míos es vivir abocado a las grietas y las pieles muertas y secas de no humedecerse con tu esencia. Porque sentir que llega el frío y no estás para abrazarme es preferir la intemperie al calor de cualquier otro abrazo o prenda que me calme. Porque soñarte desde lejos es saber que al despertar no estarás para empezar bien el día. Porque llegar a comprender que la única manera de escuchar tu voz es a través de un teléfono supera los límites de mi paciencia. Porque imaginar el trozo de mapa que nos separa se convierte en un pasatiempo trágico que viene a recrearse a cada minuto en mi cabeza sin encontrar justificación. Porque contar las horas que faltan para el reencuentro es la manera de ser consciente de que mi tiempo cobra más sentido fundido con el tuyo. Porque el cielo oscurece más deprisa cuando no proyectamos la luz que nos envuelve cuando estamos juntos. Porque sí. Porque no. Porque me faltas tú. Porque es suficiente un suspiro sin tu aire para concluir que no merece la pena respirar sabiendo que estás lejos y sólo te puedo imaginar. Que no valemos para esto; que no nos conformamos con soñar.

Y es que Sucede Que Hoy ya tuve bastante...

6 comentarios :

Anónimo | 16:59

Precioso...
Me alegra sentir lo que pasa por tu alma mediante tus palabraas..
Y más me alegro de ver que tu corazón vuelve a sentir, de algún modo está vivo, porque echar de menos significa que hay alguien a quien poder extrañar... tranquilo que los reencuentros siempre llegan antes de lo que ahora mismo te parece...
cuidate niño y a ver cdo te veo!

Ana!

Luz | 19:54

..."Porque es suficiente un suspiro sin tu aire para concluir que no merece la pena respirar sabiendo que estás lejos y sólo te puedo imaginar.."

Es maravilloso sentirse Enamorado y sentirse en el paraíso cuando estámos con esa persona amada...
Aunque, hay dos maneras de gozar de este amor, dos maneras que traen, por supuesto, sus efectos:

1) "Dependiendo" emocionalmente de este amor, de esta persona para sentirnos felices y sentirnos completos y bien:

Esto nos provoca un sentimiento de tristeza cuando no estamos con la persona amada. Esto nos trae el "miedo a la pérdida", los celos. Nos trae al mundo de las "exigencias" que se convierten en reproches cuando no son satisfechas...etc..

Es decir, este Amor dependiente y, en cierto modo egoísta, nos sumerge en el mundo del ego.

2) Gozar de este Amor LIBREMENTE, desde el alma colmada por si mismo:
Es decir, cuando uno es autosuficiente emocionalmente, "cuando uno se colma así mismo mediante el cuidado interno."

¿Cómo se hace?:
Aprendiendo en cada momento presente con la voluntad sincera de "soltar" , "dejar fluir hacia la Luz" (pidiendo corrección) todos los pensamientos y emociones negatívas que nos atrapan.

Quitando así las capas oscuras de nuestro ser que ocultan la Luz.
De esta manera vamos sintiéndonos más completos y más "nosotros";

Vibrando en sintonía con la Luz cada vez más, lo que significa vivir en la luz y por ende, en el AMor.

Entonces ya no se necesita ser amado para ser feliz, sino que se ES, SE AMA y con esto uno se siente completo : CUANDO DA SE DA ASI MISMO. DANDO-RECIBE.

Los efectos de esta opción es una vivencia de relación amorosa en Paz, en Serenidad, en Comprensión, sin exigencias, en Perdón, en pensar y desear el bien de la otra persona, en respetar sus elecciones y acciones de vida.

-El echar de menos se convierte, entonces en :
"Tener ganas de verte".., en: "Me encanta que estés haciendo lo que gustas y quieres, lo que tu corazón te pide, aunque eso signifique estar lejos de mi, pues se que eso te hace feliz"...

-El miedo a que un día te vayas y tengas otra relación se convierte en :
"Te deseo lo mejor" , "Quiero que seas feliz aunque esto signifique que no estés conmigo".....,

" Me encanta que estés haciendo lo que gustas y quieres y lo que tu corazón te pide, aunque eso signifique estar lejos de mi, pues se que eso te hace feliz"...

*********************************

"ENCONTRAR LA FUENTE DE AMOR QUE MANA EN SI-MISMO" , y entonces..Ser fuente que mana....

**********************************

Un Gran Abrazo Pablo.

Luz.

Pablo Martín Lozano | 22:05

Hola Ana...
Mucho tiempo sin un comentario tuyo por aquí...me alegra ver que de vez en cuando aún te pierdes por estas letras.
Así es...lo que dices...es cierto, aunque en este caso el reencuentro era cercano, tanto que ya se ha producido.

Un beso y cuidate tú también.

Pablo Martín Lozano | 22:08

Hola Luz, muchísimas gracias por tu reflexión, porque esto no es un simple comentario.
Gracias por enseñar y dejar aprender.

Tengo la suerte de disfrutar del segundo tipo de amor del que hablas y no sabes lo bien que me hace sentir sabiendo que puedo decir rotundamente que no es dependiente.
Es una suma, un plus a una vida feliz de por sí. Porque hace tiempo que descubrí la felicidad en mí mismo, en mi interior, y una vez adoptada ésta, todo lo que viene es un complemento que me hace disfrutar y poder entregarme derrochando amor. Dar y recibir; nunca dar para recibir.

Gracias una vez más por tu tiempo y tus lecciones, siempre son un regalo.

Un fuerte abrazo.

Oº°‘¨Rosa¨‘°ºO | 23:53

Hola Pablo. Tan hermoso como siempre. Me alegro de ver que todo te va tan bien. Siempre que puedo te visito aunque no deje ningun comentario, y siempre me devuelves la sonrisa. Vienen tiempos dificiles, asi que procurare pasar mucho para recordar con tus letras las cosas buenas de esta vida. un abrazo y besos.

Pablo Martín Lozano | 00:14

Hola Rosa! Me alegro mucho de que sigas por aquí y de que termines con una sonrisa dibujada cuando lees lo que escribo. Sabes que puedes pasarte siempre que quieras y que tus comentarios serán bienvenidos.

Ánimo para esos tiempos difíciles y acuérdate siempre que los problemas son retos que pueden convertirse en oportunidades.

Besos.