Viento Perfumado

Te extraño como el extraño extraña lo que entraña. Y lo hago desde el preciso instante en el que el viento ha robado tu fragancia mientras dormías y ha querido traerla hasta mí. Como un huracán en miniatura, el revuelo se ha colado hasta llenarme el pecho con el olor de tu perfume lejano. Y mientras tú, ausente, perdida entre sueños en la oscuridad de tu habitación, ni siquiera alcanzas a atisbar el estado de embriaguez en el que me dejas. Intento retener el aire en mis pulmones para exprimir el aroma de tu piel, pero me resulta imposible no espirar. Por momentos me planteo si es mejor hacerlo o morir sabiendo que me iré a la tumba con ese olor dulce de tu alma. Pero la vida tira de mí con fuerza y provoca la exhalación. Busco entonces otro poco entre la inmensidad del aire a mi alrededor, pero sólo llego a olfatear la nada del viento cuando no huele a ti, cuando no te ha rozado. Seguramente hayas despertado al mismo tiempo con falta de aire, como si alguien hubiese robado tu aliento. No temas, fui yo. O mejor el viento rebelde que quiso acercarme a ti a pesar de la distancia y me regaló un segundo de gloria al que le sobrevino una amarga añoranza, al pensar que no estabas allí y para volver a olerlo directamente de tu piel todavía habría que esperar a mañana.

Y es que Sucede Que Hoy el viento te trajo aquí...

4 comentarios :

Izaskun | 01:06

sin palabras...es curioso como los olores nos pueden envolver tanto en los recuerdos...

Un beso

Quetzal | 03:17

Nada como que un aroma te transporte a otro momento.
un beso

Pablo Martín Lozano | 08:12

Hola Izaskun.
Los olores son puertas que se abren y nos permiten traspasar los límites de la memoria hasta hacernos creer que estamos en lugares que ya visitamos alguna, junto a personas que nos dejaron su olor impregnado en nuestra piel.

Un beso y gracias!

Pablo Martín Lozano | 08:13

Hola Quetzal.
Nada como el viaje inevitable después de oler el perfume de una persona en otra piel, de pronto, mientras caminas por cualquier calle de la ciudad. Nada puede entonces frenar a la mente e impedir que no intente traer la presencia de aquella persona en la que te acordaste por culpa de unas partículas invisibles en el aire...

Un beso y gracias!