De Par En Par

Deja que mis manos se cojan de las tuyas para enseñarte un mundo que creé hace tiempo para compartirlo. Cierra los ojos y déjate llevar por el empuje de mis manos en tu espalda. Tiraré de ti hasta que aprendas a caminar sola por las calles de mi reino sin perderte y seas capaz de comprender que no hay fronteras ni aduanas en el vasto territorio de mi alma. Quiero enseñarte a volar sin alas, porque aquí basta la mente para desplazarte de un sueño a otro. Esta noche déjate llevar, quiero ser el guía de tus pasos por el sendero de la pasión. El que acompañe tus silencios con sonrisas y palabras de amor. El que robe de tus labios el sonido de un te quiero de corazón. Levantar barreras y permitir el libre tráfico de sentimientos y calor. Quiero llevarte al rincón oculto de mi pecho y afincarte allí junto al latido vivo de mi corazón. Seré yo quien te acompañe en este largo caminar que llaman vida, allanando tu camino dos pasos por delante; tratando de que a tu paso florezcan margaritas de las que nunca dicen no. Escapemos al paraíso de la felicidad eterna, huyamos de la monotonía, de la soledad, del hielo. Volvamos a sentirnos como dos niños enamorados. Abramos los brazos y que la brisa de la suerte de encontrarnos nos envuelva uniéndonos en un beso. Te abro de par en par las puertas de mi mundo para que entres y te pongas cómoda en él; te recomiendo que lo hagas porque si no te cansarás de permanecer tanto rato en pie. Se detuvo el tiempo y el calendario dejó de tener sentido; contigo no hay relojes ni agendas, sólo instantes de los que dejan huella; sólo ganas de compartir y tener una vida plena.

Y es que Sucede Que Hoy te abro mis puertas de par en par...