Gotas De Color

El mundo desde mi ventana cobra vida en otro color. Un cielo verde intenso se extiende hasta el infinito por encima de una tierra azul y océanos dorados. Los árboles anaranjados cubren las alamedas con un manto de hojarasca que hombres y mujeres de piel transparente remueven a su paso entre chasquidos y revuelos. Sólo algunos mantienen el rojo en sus pieles frente a la gran multitud incolora. Aquellos que sienten la potencia de la vida en sus venas, la explosión de alegría rebosando en su estómago en forma de cosquilleo constante, el latir acelerado e intenso de un corazón que despierta y sucumbe ante el empuje del amor. Son los pocos que no se rindieron al devenir de los nuevos tiempos, los que se bajaron de la veloz noria de la vida postmoderna, el reducido grupo de los que siguieron prefiriendo un beso real al enviado a través de una pantalla. Y son esos días en los que me hastía el goteo continuo de pieles transparentes mostrando un interior vacío en estado vegetal, cuando hago sonar mi máquina de escribir hundiendo las teclas y bordando historias que logren generar una sola gota de color hasta propagarse poco a poco y sin remedio por las entrañas de aquellos que ya dejaron de soñar.

Y es que Sucede Que Hoy quise cambiar el mundo desde mi ventana...

2 comentarios :

Izaskun | 01:07

Enhorabuena de nuevo...como siempre con esa nocturnidad que te caracteriza.. y yo con mi insomnio que me lleva inevitablemente a tus escritos..

bueno ésta vez has conseguido llenar un alma a veces vacía e incolora con tus letras...

Un beso

gracias

Pablo Martín Lozano | 01:12

Hola Izaskun!
Muchísimas gracias y bienvenida al club de los noctámbulos, jeje.

Me llena de orgullo saber que he "manchado" aunque sea un poco tu alma con una gotita de color.

Un beso y gracias a ti.