Mi Religión En Tus Manos

Bendito el dios que quiso ponerte en mi camino sin tiempo de preparaciones porque es en la improvisación contigo cuando más humano me siento. Venero al destino de este pequeño gran universo que se crea cuando nuestras almas viejas se cruzan en el viaje a un nuevo paraíso. Me reencontré con la religión cuando apareciste en mi vida. Y ahora rezo cada noche a la divinidad de tu ombligo. Epicentro de un ser magnífico; compuerta al interior de tus sueños. Salmos y oraciones se disfrazan de besos cuando te tengo enfrente y comulgo de tu boca en cada roce con tus labios. Redimo mis pecados varados en las arenas blancas de tu piel y al mismo tiempo peco para tener que volver a confesarme en las alturas de tu cuello desnudo. Bendigo la luz de tus palabras cuando llegan para alegrar mi alma afligida por los vaivenes de este mundo loco. Y entre confesiones y rezos, paraísos e infiernos, rescato la fe de mis adentros. Fe en mi corazón descongelado, fe en el amor sin fronteras, sin mentiras, sin demonios ni llamas que dejan heridas como huellas. Recito la misa de tu nombre con el humo de tu aliento saliendo del incensario de mi pecho, apenas cubierto por el escapulario celeste que me cae por hombros y espalda. Y en la cúpula de mis techos sagrados, frescos renacentistas recuerdan saberes eternos, instantes etéreos; sentimientos invocados por el culto a la orden de tus abrazos.

Y es que Sucede Que Hoy encontré mi religión en tus manos...

4 comentarios :

Quetzal | 07:18

Esta precioso!! que inspiración la tuya!!
UN BESO
GRACIAS POR ESCRIBIR

Pablo Martín Lozano | 12:11

Gracias lectora fiel!
Hay momentos en que la inspiración está más entrenada, porque, siento echar abajo concepciones románticas de la profesión del creador, pero la inspiración, como la creatividad, es un músculo que se entrena.

Un beso!

Luz | 19:15

Hola de nuevo Pablo:

¡Que delicia vivir la experiencia mística a través de una relación de pareja!

¡Que maravilloso cuando un ser representa el cielo y nos acompaña en nuestra vida durante un tiempo en forma de pareja, amigo, hijo, hermano...Y a través suyo vivimos la inmensidad que nos recuerda la llamada del cielo...!

¡Que precioso cuando a través de un ser vivimos el Amor más sublime que hallamos conocido hasta ahora abriéndonos así, las puertas a otras dimensiones internas más elevadas para que después nosotros las recorramos..

Y, ¡que maravilloso vivir este Amor, nutrirnos de este Amor, sin que dependamos de él para vivir en amor y plenitud!

Pues, somos libres cuando logramos "ser sin depender" y, "gozar sin poseer".

Somos libres cuando el Amor que hemos conocido a través de ese Ser lo lográmos encontrar en nosotros mismos y logramos SER y ESTAR en nosotros mismos per-se.

Es entonces, cuando encontramos este Amor en nosotros,cuando verdaderamente empezamos a AMAR Incondicionalmente al otro, en Libertad y Respeto... En PLENITUD.

"De dentro a fuera"


¡Que maravilloso sentirse maravillado de la maravilla de la Vida y de todas las criaturas que pueblan esta Tierra y que nos evocan canciones lejanas de ángeles que con sus cánticos nos nutren el alma y nos recuerdan nuestro pasado Celestial!

¡ Que maravilla sentirse maravillado de la vida!



Y, grata me encuentro de leer tintes de Luz y Espiritualidad en tus escritos; pues con ellos, evocas al Ser profundo del que lee, ayudando así,en el noble Trabajo Cósmico.

Un abrazo Pablo.

¡Que la Luz te acompañe!

Luz.

Pablo Martín Lozano | 20:45

Hola Luz, gracias por tu comentario, a parte de precioso, es absolutamente cierto. Me siento afortunado por todo lo que comentas en él; por tener la suerte de crecer internamente compartiendo externamente momentos, tardes, noches y en general, experiencias que ayudan a ir a más.
Ese amor puro del que muy pocos sabemos aunque una vez conocido supera a todos los demás. Amor sin posesión, sin dependencia; sólo amor al amor, por amor, para amar.
Gracias por seguir ahí haciéndome ver que mis palabras realmente van más allá de la simple lectura rápida y superficial.

Un abrazo.