Delirios Febriles II

¿Algún médico en la sala? ¿Alguien capaz de sanar lo dolores de cabeza, de garganta, de corazón -(¿se puede?)- de músculos, de oído? ¿Alguien capaz de acabar de un plumazo con el cansancio, la dejadez, el hastío, la molestia muscular, el malestar general? En fin, ¿algún mago en la sala?.

Ahora, después de horas apoltronado en el sofá, entre intervalos de sueño y vigilia, me planteó qué es el dolor y de dónde procede. Porqué llega cuando menos tiene que hacerlo, porqué se presenta sin avisar y pone tantas trabas para ser eliminado. Quién le ordena aparecer y desde dónde. Si proviene del cerebro ¿por qué lo noto en la garganta, en la mano o en la pierna? Y si me tomo un medicamento, ¿cómo sabe lo que me duele?. Todas estas preguntas me mantenían despierto en las largas noches febriles de mi niñez. Esas y la eterna sinrespuesta del ¿de dónde vengo?. Entonces, con apenas seis o siete años, imaginaba una vaca que venía de mamá vaca, que a su vez venía de mamá vaca y ésta de la suya, y de la suya y de la suya...Y si no acababa durmiendo en el camino ascendente del árbol genealógico de las vacas, siempre terminaba diciendo..."y esa de Dios". Era una manera rápida de poner fin a las dudas y ahora caigo en la cuenta de que hay gente que, incluso con tantos y tantos años más de los que yo tenía entonces, sigue acabando siempre de la misma manera en la que yo lo hacía. Claro que encontrar la verdadera respuesta continúa siendo igual de complicado.

Realmente no sé cómo ha derivado la reflexión hasta aquí, cuando simplemente he comenzado reclamando la presencia de un médico que calmara mi fiebre, pero puede que sea por eso mismo por lo que cada vez más soy menos dueño de mis palabras y esto se convierte en un texto sin sentido. Al menos sin sentido lógico. ¿Y si el mundo no es lógico? ¿Y si las vacas no son vacas? ¿Y si el dolor no existe?.

En fin, doctores en horario nocturno...les necesito. Buenas noches.

Y es que Sucede Que Hoy la fiebre me impide ser razonable...¿o no?

6 comentarios :

yo mismo | 20:00

No se si teha llegado el comentario anterior. Tampoco se si soy el primero en escirbir. Tampoco soy un médico nocturno.

Buen "hallazgo" el descubrir que la vaca en definitiva venía de Dios. Santo Tomás de Aquino, filósofo-teólogo por excelencia, aplicó el principio de causalidad a las cosas y vio que todo en definitiva nos apunta a Dios.

Dios existe y el mayor argumento es que todo el mundo busca pruebas para negar su existencia.

Agustín de Hipona -también Santo, filósofo y teólogo, decía que Dios nos es más íntimo a nosotros que nosotros mismos y que por eso nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en ÉL.

¿El dolor? por el pecado. ¿el pecado? por la libertad que Dios nos otrogó.

Y es que somos libres, libres de abrir las puestar de nustro corazón a Dios que nos llama, o por el contrario de dejarlas cerradas.

Depende de cada uno.

Un abrazo. Gracias por hacernos reflexionar hasta de temas que nos trnscienden y nos sobrepasan.

Eres todo un literato-filósofo, ¿te atreves a ser también teólogo?

Daniel Lozano | 20:18

Hay que ver lo traidor que se vuelve muchas veces nuestro cuerpo. Pero creo que después de llevarlo al límite durante la última semana quiere obligarte a darle un descanso más que merecido.
Los científicos buscan explicar los interrogantes de la vida a través de la razón, yo siempre he pensado que la inocencia de los niños les permite entender muchas cosas (aunque no sepan explicarlas). Recuerda que no se puede meter el mar en un agujero hecho en la arena.
Mejórate que se te echa de menos. un abrazo!

Anónimo | 20:51

YOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO, ya llegúe, disculpe las molestias, pero es que había demasiados enfermitos que reclamaban la atención de un médico de guardia....:).......Wenas noxes, dime, que te ocurre?....desde cuando tienes esas decimillas?...ah pero que estás hasta delirando?....weno, sabes que para bajar la temperatura lo más rapidamente posible tienes que ponerte un paño empapado en agua fría sobre la frente o en las zonas de paso de los grandes vasos......(mmmmmmmmm :))....los delirios irán perdiéndose por el camino.....y claro que existe el dolor.....es un mecanismo de defensa fisiológico que nos alarma de la existencia de un proceso "inflamatorio" (no del todo correcto) interno.........vamos, que nunk vamos a poder kitarnos de encima el dolor.....es inherente a nosotros y nos acompañará durante toda nuestra vida.....y conforme vayamos creciendo será más frecuente su presencia (esperemos que no)......ahora olvídate del dolor y disfruta de la vida....que son dos dias!!!;)......da más importancia a tu alma que a tu cuerpo.....aunque un consejo!!!! Todo tiene repercusiones orgánicas, por tanto entrénate en la tarea de frenar ese proceso que pueda llegar a hacerte "sufrir" de forma incluso orgánica, cuando los sentimientos llegan a dolernos de verdad en alguna parte de nuestro cuerpo......hay q prestarle atención...........mala señal!!!

Weno, y después de darte unos consejos tanto profesionales como personales.....te vas a tomar...............1 pastillita de sol y otra de brisa y mar para aliviar esas penas (al menos la de sol,ya que tú puedes)......;);) cada 24hs....ya verás como bajan esas decimillas..............y eso es todo........

Que pases una buena noche..........

Dra. en hacer la vida mejor........OE

Pablo Martín Lozano | 21:21

"Yo mismo": Pese a no llegarme el comentario, ni ser médico nocturno se agradece la molestia de dedicar unos minutos.
Realmente no considero buen hallazgo lo de acabar diciendo que venía de Dios. Es algo que llevaba grabado fruto de una educación católica -ya sabes, colegio de curas-, pero lo veo como una forma fácil de poner fin al tema y no querer indagar más. Ahora mismo mi respuesta no sería esa, aunque tampoco sabría decirte cual. Lo del dolor por el pecado consecuencia de la libertad me huele a estigmas de un miedo a lo desconocido y al auténtico libre albedrío. Las religiones no deberían ser potenciadoras del miedo y aquí huele a eso. En fin, lo bonito de que cada uno piense de una manera...
Saludos.

DAni: Gracias por los ánimos. Estoy seguro que esta fiebre es el precio que debo pagar por haber exprimido mi energía en Roma. Pero aunque me toque estar así una semana entera, no lo cambiaba.
Un abrazo.

"Falsa Anónima": Gracias por cuidar de mí incluso en horario nocturno! Me ha gustado lo del reflejo orgánico de los sentimientos. En este caso el dolor físico y la fiebre es auténtica y fruto de un constipado mal curado, pero pienso que sí que afecta lo que tú dices (aunque ahora no sea por eso).
Recurriré a tus servicios en la próxima recaída.
PD: Prepáreme las recetas de lo que me aconseja tomarme y con suerte me las da en mano un día de estos.
Besos.OE

yo mismo | 21:49

¿Miedo? Ni a la muerte porque el día de la muerte, ese dia, veré a Dios. Quizá no he sabido expresarme furto de las prisas.

Eh se me olvidaba. "Daniel" lo del agujero del mar, también es de San Agustín.

Y ¿mi e-amil? Curate.

Pablo Martín Lozano | 22:32

Sé que te debo el mail; prometo ponerme con él en cuanto me recupere y las décimas de más se marchen.
Un saludo.