Quiero Ser

Quiero ser la gota de lluvia que resbala sin darle importancia por tu mejilla. El rayo de sol que se refleja en el arco iris de tu mirada sin dar valor a su atrevimiento. El aire que te roza sin permiso y se revuelve animoso por debajo de tu ropa. El sueño que se te escapa sonriendo en la noche estrellada. La tierra que pisas caminando y absorbe tus pasos con desmérito. La luz de la vela que cada año recibe impasible tu soplido de vida en los aniversarios. El mosquito nocturno sin dueño que se embriaga de tu sangre dulce a escondidas. El borde del vaso en el que bebes tiñendo de rojo carmín el cristal. El espejo en el que te miras cada mañana para ser el primero en ver tu rostro día tras día. La funda de tu almohada que recoge inalterable el roce de tus labios sin saber que son besos robados. La música que atraviesa sin complicación tus oídos y osa a cambiarte el ánimo y estremecerte. La última página del libro que lees para esperar tu llegada ansiosa y atenta. El sonido de tu despertador para velar noches enteras a tu lado y ser el primero en darte los buenos días. El peine con el que adornas tu pelo para perderme sin miedo en el laberinto de tu melena. Las sábanas de tu cama para rozar suavemente tu piel. Quiero ser la gota de lluvia que ahora ya resbala por tu cuello, para seguir el descenso y recorrer tu cuerpo entero mientras imagino que soy todo lo que tocas y tú tocas sin saber que soy yo el que se te acerca.

Y es que Sucede Que Hoy escribí lo que quería ser y mientras fui...

10 comentarios :

Anónimo | 06:45

Me has recordado "cama y mesa" de Roberto Carlos, ¿y cómo no? si a todos nos pasa que hasta nos da por ser nada para estar cerca de alguien.

Un beso
Marlene

ARMACHÍ | 09:38

Y yo, quiero ser el primero en felicitarte este texto tan enigmatico, y a la vez tan precioso.
Sin duda, un buen periodista...

Noelia | 11:14

Y yo quiero ser el papel sobre el que deslizas tu pluma, para ser la primera en sentir las caricias de las palabras que tu corazón te dicta...

He visto que hace un par de día fue tu cumpleaños, muchas felicidades, espero que lo disfrutaras. Yo seguiré disfrutando con tu blog ;)

Besos!

Pablo Martín Lozano | 14:00

Hola Marlene! No conozco el título, pero lo haré pronto. Cualquier cosa a cambio de un roce disimulado con la piel de quien te roba el sueño...

Besos!

Pablo Martín Lozano | 14:01

Armachi, bienvenido y encantado de saludarte. Desconozco cómo habrás llegado hasta aquí, pero conozco como puedes quedarte el tiempo que te plazca: estás invitado.
Gracias por lo de buen periodista, de momento proyecto de. Pero espero llegar a serlo y por ello voy a luchar. Nada de conformismos en tiempos de decadencia infortmativa.
Por cierto, me he paseado por tu rincón y veo que compartimos equipación. El rojo sienta bien.

Saludos!

Pablo Martín Lozano | 14:03

Hola Noelia, qué bonitas tus palabras. Efetivamente fue mi cumpleaños, 21. Gracias por la felicitación. Ojalá sigas disfrutando con mi blog y yo escribiendo.

Un beso y gracias!

ARMACHÍ | 16:19

FELIÇ ANIVERSARI!¡!
Es difícil explicar como he llegado (por casualidad, ni más ni menos)
Per, sin ánimo de pelotearte, tus páginas valen la pena. Siempre hay muchas cosas que decir, más si eres periodista (en proyecto), la diferencia esta, evidentemente, en el cómo, en la forma y en la intención; tres lugares imaginarios de los que formarás parte, aunque tú serás la clave de la reacción de tu pluma.
El resultado, de momento, es una caricia textual que llena los vacíos ocultos de nuestra expresión.
Ah! y si estas "en proyecto"... Me encantan los grandes proyectos.
Suerte y estamos en contacto.

Pablo Martín Lozano | 18:15

Pues encantado de haberte conocido y te invito a leer todo cuanto te apetezca.

Saludos y gracias por la felicitación.

Encarni | 12:42

Y es que Sucede Que Hoy me apetece ser la persona que se refleja en sus ojos cada mañana al despertar.

Me ha encantado este post porque es distinto a los otros, no nos cuentas una historia que transcurre en un lugar o en el tiempo, es tu historia en ese instante, es lo que quieres ser. Yo solo veo dos personas, frente a frente, y te imagino invisible a sus ojos diciendole delicadamente junto a su oído todo lo que quieres ser mientras ella está con la mirada perdida mirando al horizonte sin percatarse de tu presencia. Y puede que todo esto sea "echarle mucha imaginación" pero es lo que vi al leer tu historia.

Un besote.

Pablo Martín Lozano | 13:53

Hola Encarni, no es echarle demasiada imaginación. Podría ser perfectamente esa situación. Desde luego es esencial el aspecto de la invisibilidad, y mi susurro de deseos sin ser advertido.
Quise ser todo eso en aquel preciso instante.

Besos!