Amor Secreto, Secretos De Amor

Un sobre lacrado de esperanzas y escondido en un rincón de una casa ajena oculta en sus entrañas los conjuros de meiga que la vida y los libros le han enseñado a lo largo de su todavía corta andadura. Secretos de amor, o por amor, o incluso secretos de un amor secreto, que dibujan ilusiones aun sin colorear con la incertidumbre de no saber a ciencia cierta si el tiempo hará que los colores fluyan suaves sobre el papel ahora tintado de negro pluma, violeta sueño, blanco sonrisa y verde lágrima. Líneas que cobijan en silencio los alaridos de un sentimiento ahogado en tinta por no ser el momento de soltarlo al viento a fuerza de una voz sacada del más profundo océano de su garganta. Una declaración de amor oculta debajo de las sábanas, o tal vez en el fondo del último cajón, o debajo de la alfombra. Una nota reveladora, tan enigmática como inspiradora, eternamente fugaz, como el suspiro que provoca saber acerca de ella. Apenas notas que reflejan todo un remolino de sensaciones y pensamientos demasiado intensos como para perderlos por una mala pasada de la memoria. Palabras clave que arrastran otras miles tras de sí, en un intento de perpetuar el recuerdo de unos días en los que el estímulo del amor vibró febril en lo más íntimo de su ser. Entretelas que envuelven con la transparencia del lino la esencia arcana de una historia zarandeada por la contrariedad de un viento demasiado gélido. Y sólo el destino sabe si entre sus cartas aparece el momento en el que ese sobre se abrirá dejando en libertad los sueños que quedaron prisioneros en el interior el día en que se cerró. Y sólo el destino sabe si esas palabras trascenderán o se marcharán con el viento y nada más. Porque en el diccionario del amor no aparece recogida la palabra predicción y porque el tiempo, siempre justo, siempre atento, es quien hace cumplir sueños y pinta o no de colores el universo.

Y es que Sucede Que Hoy me ocultan un secreto...

8 comentarios :

Anónimo | 01:48

Hola Pablo. Soy Carmen y te sigo desde hace tiempo. Este post me ha parecido increible porque por primera ver no eres tu el que sueña con el amor sino que es ella la que sueña contigo.Que bonito es que alguien te oculte un secreto de amor. Pero más romántico sería que ese secreto saliera a la luz y pudiera ser comprendido y compartido por ambos. Deberías preguntarte por qué te lo ocultan y si de verdad deseas saberlo. Porque si es así lo que ahora es tan solo un sentimiento en silencio, prohibido y oculto puede llegar a convertirse en una historia que te haga feliz.
Los secretos forman parte de nuestra vida y te aseguro, por experiencia, que no es fácil mantenerlos, y más si se trata de un sentimiento que emana desde lo más profundo de nuestras entrañas. Callar, dejarse llevar, esperar, desear, soñar y luchar son palabras que van muy unidas a los amores imposibles que sabemos que algún día, aunque solo sea por unas horas, serán factibles.
El hecho de que alguien esté enamorado de ti debe hacerte sentir muy muy ofortunado.
Besos.

Carmen.

Pablo Martín Lozano | 02:35

Hola Carmen, encantado de conocerte y recibir un comentario tuyo así de profundo.
Ya tengo la respuesta a las preguntas que me planteas y, aunque a primera vista parece que no depende de mí el momento de saberlo, puede que escarbando un poco más sí tenga yo la responsabilidad. Otra cosa es querer hacerlo.
Hace tiempo escribí que "mi único secreto era que no tenía secretos" y me gusta mantenerme ahí aunque, como dices, los secretos forman parte de nuestra vida.

Un beso y gracias por tus palabras.

Noelia | 13:11

¿Te imaginas, Pablo, que algún día, dentro de muchos años, alguien se encuentre un sobre bien cerrado, en un rincón de una casa y al abrirlo encuentre todos tus escritos? Hallaría un gran tesoro, pues encontraría una vida pasada que reviviría a la vez que ese alguien leyese las hojas ya amarillentas por el tiempo. Ya no habría secretos, secretos que cuando queremos confesar, a vecves, ya es demasiado tarde. Así que como bien escribiste una vez "mi único secreto era que no tenía secretos", frase que me ha hecho reflexionar y me ha dado la fuerza que necesitaba para liberar a mi corazón de un secreto de amor...

Besos!

Pablo Martín Lozano | 23:36

Hola Noelia, gracias por el comentario. Es muy bonito. Pues suena bien, me gustaría que alguien un día encontrara mis escritos por casualidad y reviviera cada historia retornándoles la vida. Aunque pienso que nunca morirán porque siempre existieron, aun en el mínimo detalle, al menos les despertaría de su sueño.
Me alegro de que a través de mi frase te decidieses a liberar ese secreto. Enhorabuena.

Un beso.

MJ Grau | 00:01

Has conseguido evocar en cierta persona secretos escondidos en un remoto cajón del alma.

Secretos dulces, dolorosos, sencillos...

El miedo suele dejarlos cerrados en su sobre o atrapados en sus palabras.

Quién sabe si podrán salir... Pero los trenes pasan una sola vez y en ocasiones no paran en la estación que deseamos.
Solo la decisión y la voluntad impulsan a la valentía.

No es evocador el comentario pero...hay veces que sin palabras se expresan mejor los estados del alma.

(Me parece que te he visto hoy en la cafetería. ¿Llevabas un sueter azul?)

Hasta pronto.

Mª José

Pablo Martín Lozano | 02:39

Hola MªJosé, gracias por el comentario.
Comparto que a veces los estados del alma se evocan mejor sin palabras. Un silencio tiene mucho significado. Me ha gustado mucho la frase de "sólo la decisión y la voluntad empujan a la valentía", es cierto y me viene muy bien ahora.
Sí que llevaba un jersey azul, qué rabia me da no saber quién eres y que tú sí sepas quién soy yo, jeje.

En fin...espero que te desveles.

Besos!

MJ Grau | 12:40

¡No te pienses que lo hago por ocultarme!jaja

Pero no había pensado en ponerme una foto en mi espacio.
Lo haré, jejeje.

Espero que te sirvan y sobre todo que las apliques.

Besos

Pablo Martín Lozano | 20:34

Hola Mª José, ya llegará el día en que sepa quién se esconde tras ese nombre y se cruza conmigo por los pasillos de la Facultad.

Besos!