Aún Sabiendo Que No Existes

Después de una larga hora observándote con detenimiento desde una distancia prudente, las dudas han asaltado mi cabeza. ¿De qué escultor eras modelo? ¿De qué poeta eras musa? ¿De qué pintor eras su mejor retrato? Porque te veo y sólo pienso que la vida a tu lado debe ser mejor que la que ofrecen en el cielo. Porque te observo y sólo encuentro virtudes en mitad de un mar ausente de defectos. La dulzura de tu voz, el vaivén de tu melena o la danza sinuosa en tus caderas. El paraíso hecho sonrisa, la simetría llevada a un nivel sublime en tu figura y la eternidad en forma de finas y delicadas piernas que me privan de cordura. Disimulando levanto la vista y recorro con los ojos de principio a fin tu creación divina. Y te enfundas en palabras sabias, en reflexiones profundas de las poco dadas y sin embargo por mí tan añoradas, en vocablos cultos y silencios largos que demuestran el trasfondo cultivado que acompaña a tu fachada de mármol trabajado con esmero y mano blanda. Es la guinda que me embruja y me reclama tu calor. Justo cuando pensaba que mi nombre figuraba en la lista de los perdedores en todo esto del amor; cuando ya me hartaba de cantarle a la soledad y vivir mendigando de los restos ya pasados y teñidos de dolor. Pero llegas tú y contigo la revolución, la explosión de alegría y de color, la llave que abre la tapiada puerta de mi corazón, la primavera que aletea y me devuelve al fin la ilusión. Te llevaba esperando mucho tiempo y apareciste hoy como del fondo de un cajón, con tu ropa en la maleta y en la boca una flor, con una lista repleta de sueños esperando su ocasión. Y te arropo con el cariño de quien al fin encuentra un sendero que le da satisfacción. Y te regalo una vida entera para jugar al viejo truco del amor; ese que consiste en ser ser amado si derrochas con cariño sentimientos que mantengan encendida la jugosa llama de la pasión. Pero por un instante nuestras miradas se cruzan y consigues que mi cara se destiña de rubor. Y ya no hay vuelta atrás, me has mirado, he pasado a ser una víctima más de tus encantos. Una presa que se rinde ante el atractivo de tus pasos. Un iluso más que cada noche soñará con el imposible roce con tus labios.

Y es que Sucede Que Hoy te imaginé aún sabiendo que no existes...

4 comentarios :

Anónimo | 16:00

ojola todos fueramos capaces de expresar tanta sensibilidad en palabras.
Pero a mi, me has dejado sin palabras !
sras

vicky gallardo | 16:43

¿y si…. si existiera?...¿si acaso existiera, esa persona que sin alertas rojas en el corazón, este dispuesta al idilio de amar… y de creer?... ¿si caso verdaderamente exista esto que llamamos amor?... si......?.....
Porque dicen que, … “e poeta es sacerdote, juez, médico, jefe. El poeta es poderoso: puede traer alegría, tristeza, encono. Puede desencadenar la venganza y la guerra. Puede hasta matar con la palabra….”

¿que podemos hacer nosotros, entonces …humildes atrevidos recolectores de silabas… de efímeros pensamientos… de desgraciadas aventuras…escurridizas ideas?.
¿podremos acaso, despertar fascinación, algún suspiro… incluso una mueca…
conmover tus ojos tristes, … y lograr la exactitud, la hermosura… la inmensidad,
la dignidad de una lagrima?

Quizás apenas… generosa y tímida se escape una sonrisa… que nos devuelva el deseo…
el vértigo, la fascinación de enfrentarnos a la nada… al olvido y pretender, que por causas del destino… estos versos lleguen a tus manos…y abras los ojos, el corazón, el alma… y desencadenar la adrenalina, el encanto…

entonces…. Si acaso existe… :
… ni la venganza ni la guerra…

…el amor…

... aún sabiendo que no existes... creo que si...

Mara | 09:34

te has parado a pensar que pueda existir??? :) yo creo que sí ;) Besitos pablo

Pablo Martín Lozano | 13:59

Anónimo: Seguro que todos podemos, sólo es cuestión de darle forma a un sentimiento. Escuchar a tu interior y transcribir lo que desde dentro te está gritando.
Un saludo.

Vicky: Encantado de volver a leer tus letras, amiga. Me ha gustado lo que escribes entre comillas acerca del poeta. Tal vez exista, realmente me niego a creer que no, pero al parecer todavía le están dando forma humana allá donde esté, para que cuando llegue pase desapercibida y no alerte a los demás de su condición divina. En fin, que todo llega y, aun sabiendo que no existes...creo que sí.
Besos.

Mara: Seguramente sí, sería demasiado deprimente y negativo pensar que sólo es fruto de mis sueños. Pero como le digo a Vicky, al parecer todavía está en proceso.
Gracias por comentar.
Besos.