El Halo Divino Que Te Envuelve

Y a veces caigo en la cuenta de que tanto te he soñado, tantas veces te he imaginado, en tantos momentos he pensado en ti, que temo que, llegado el día de tenerte frente a mí, tu imagen real emborrone el halo divino que te envuelve en mi mente. Que de alguna manera tus ojos no brillen tanto como siempre figuré; que tu voz no resuene tan melódica como te la presupongo; que tu sonrisa no sea tan pura como la que dibujas en mi imaginación; que tus manos estén frías y no tengan el don de la caricia que desde el primer día te otorgué; que tus labios sean filos y no algodones como siempre sospeché. Temo, a fin de cuentas, que pierdas el rango de musa y desciendas al mundo de los huesos, los defectos y la piel.

Pero cuando eso ocurre, cierro los ojos, proyecto tu imagen en la nada y sonrío. Sonrío al ver cómo de nuevo el aura blanca contornea tu cuerpo; cómo tus ojos parecen luceros que alumbran el mar; cómo tu voz se asemeja al canto de la primavera; cómo tu sonrisa es la fuente de alegría de los dioses; cómo tus manos suaves erizan mi piel con sólo acercarse; cómo tus labios se convierten en el bocado más dulce y esponjoso que jamás haya probado. Sonrío, a fin de cuentas, porque vuelves a ser la poesía que asciende de la tierra al Olimpo, porque no hay momento en el día más eterno, que el de acercarte hasta mi vida e imaginar que entras en ella y disfrutas siendo mía.

Y es que Sucede Que Hoy no te vi y tuve que imaginarte...

4 comentarios :

Encarni | 23:46

Tienes dos opciones, seguir imaginandola como hasta ahora o descubrir que hay realmente detrás de esa mirada, de esa piel... Y aqui entra en juego el riesgo.

Hay una frase en uno de los libros de Paulo Coelho que me gusta mucho: "Cuántas cosas perdemos por miedo a perder"

Puede que sea mucho más maravillosa en el lado de la realidad que en el de la imaginación o tal vez no... ¿Dispuesto a asumir ese riesgo?


Mil besos niño perdido

Pablo Martín Lozano | 19:56

Hola Encarni, bonita frase la de Coelho, pero qué complicada a la vez. No de entender, pero sí de llevar a cabo.
¿Por qué el ser humano tiene el miedo metido en el cuerpo de forma natural? No sé si natural o socialmente adquirido, el caso es que nadie escapa a él.
Ojalá fuera tan sencillo como proponérselo un día y lanzarse al vacío. Sí que estoy dispuesto a asumir ese riesgo, pero las referencias no acompañan. Ya sabes...tiempo.

Un beso.

p a t t | 23:57

yo a veces imagino que hablamos porque hace taaaanto que no nos vemos...y bueno, y a el, y también tengo que imaginarmelo, que aunque no sea lo mismo, sigue siendo bonito..

smhw =)

Pablo Martín Lozano | 01:07

Echaba en falta tu huella en este espacio. Sé que eras lectora silenciosa, pero me gusta tenerte cerca a través de comentarios. Es cierto que hace mucho que no nos vemos, pero los dos sabemos que no nos hace falta para saber cómo estamos (y que ahí estamos).
Un día no muy lejano la imaginación dejará paso a la realidad en ambos casos.
Un beso niña.
Smhw.