Rincón Bohemio

Y al fondo de la habitación había una mesa. Vieja, rota, cubierta de polvo y libros rancios, de ceniza y papeles a medio calcinar, de botellas vacías y cigarros sin acabar, todo alrededor de una máquina de escribir cubierta de telarañas. Una vieja lámpara oxidada con la bombilla rota, inscripciones inteligibles en la madera impregnada de un olor a añejo, a tiempo y un cajón atrancado por el que asomaba un abrecartas de plata y un sobre manuscrito sin remite. Se escuchaban las gaviotas.
Justo por encima se abría una ventana a un mundo azul. Un mundo de batallas y conquistas, de salitre y aluvión, de bohemios y mercantes, de leyenda y tradición. Un mundo revelado en todo su esplendor entre cristales rotos y chirridos de metal, entre brisa de recuerdos, entre sol, arena y sal.

Y es que Sucede Que Hoy descubrí un rincón de paz...

11 comentarios :

Mitei | 20:51

Casi se puede notar el viento frio al pasar a través de la ventana, y el olor a recuerdo y mar... Te felicito por tu rincón, y gracias por dejarme entrar...

Encantada!

Pablo Martín Lozano | 21:10

Hola Mitei! Un placer encontrarse con gente nueva. Gracias por comentar y por tus palabras sobre mi rincón. Cualquiera está invitado a él, sólo requiere una cosa: silencio.
Me he llevado una sorpresa muy grande al entrar en tu blog y ver que también conoces la Terapia del Espacio! Hablaremos sobre eso. Saludos

Mitei | 21:55

Me me alegro de tu sorpresa! Los guiños de la vida son los que la hacen tan especial! jijiji

Pablo Martín Lozano | 22:00

Jeje, tienes toda la razón, pero aun así me ha sorprendido! Conoces personalmente a Joan Miquel o es que te encontraste con su blog?
Saludos

Mitei | 22:35

Lo conozco personalmente. Colaboramos juntos en la empresa y es posible que te hablase de mí. Espero que nos conozcamos pronto en persona!
También... felicidades por el blog! Cada día hay se suma más gente a mirar más allá de lo que tenemos delante.

Encantada!

Pablo Martín Lozano | 22:43

Así que me habló de ti seguramente...Ahora mismo no sé, mandame un mail y hablamos. Lo tienes en "contacto". Gracias e igualmente encantado!

Nineta | 02:07

Hola, Pablo. Estaría muy bien que nos hiciérais partícipes, y a la vez cómplices, a los que no tenemos conocimiento de esa que parece ser una especial "Terapia del Espacio".

Besitos

Pablo Martín Lozano | 02:14

Hola Nineta, así lo cuenta su protagonista: "La Terapia del Espacio es un sistema simple, ecológico y sostenible para diagnosticar y corregir los desequilibrios energéticos del entorno en que vivimos y trabajamos mediante la geoacupuntura (acupuntura en el espacio)."
Recientemente lo hizo en mi casa y la empresa familiar, incluso salió un reportaje en Antena3 noticias, y he de decirte que es una pasada. Puedes leer más en su Blog, está en mis "blogs amigos".
Saludos

Natàlia | 19:27

Hola Pablo y Mitei! Soy Natàlia, la amiga de Joan Miquel que le hizo el reportaje en Antena3. Para qué están los amigos si no!!! Me ha gustado leeros. La foto es preciosa. Yo también he olido el mar y he visto batallas con los ojos cerrados, dejando que el viento bañara mi cara con la sal.
Hace tiempo que no escribo. Demasiado. Esto de ser mamá no te deja los tan ansiado espacios de soledad. De momento. Besos de una catalana exiliada en Valencia.

Natàlia | 19:28

Natàlia

Pablo Martín Lozano | 19:50

Hola Natàlia. Gracias por acercarte hasta este minúsculo rincón de la red!
Es un placer ver como se reúne gente alrededor de lo que escribes.
Respecto al tiempo que llevas sin escribir, es perfectamente comprensible si se cae en la cuenta de que eres mamá de un ser muuuuy pequeño, a lo que hay que sumar tus horas de trabajo y a lo que hay que sumar que, encima, ese trabajo es de periodista con la flexibilidad horaria que conlleva.
Espero conocerte pronto a nivel profesional, estudio para ello. Entretanto encantado de haberte conocido durante el Reportaje y a través de Joan Miquel.
Mis mejores deseos para que tu exilio en Valencia sea provechoso y beneficioso en tu vida!
Ánimo con la escritura, a todos nos sobran diez minutos al día para escribir aunque sea un párrafo.
Besos.