Siempre Me Gustó Ser Dueño De Mi Destino

¿Os acordáis ahora cuando todo esto empezó? ¿Cuando un grupo de gente se conoció sin saber que además de compartir horas de universidad, llegarían a formar un verdadero círculo de amistad y cariño? ¿Y os acordáis cómo surgió nuestro primer trabajo juntos, fruto de un azar caprichoso que nos unió en aquel estudio? Nadie pensaba entonces que aquello acabaría siendo el núcleo de lo que hoy somos.

Ha pasado el tiempo, hemos crecido, hemos madurado, hemos ganado experiencia profesional y aquí permanecemos unidos en este proyecto que nació de entre las clases y las horas de pasillo y cafetería, entre descansos de concursos y lecciones. Parece que nos vino bien tomar la iniciativa y crear todo lo que ahora nos rodea. Empezar de cero cargados de ilusión y ganas de hacer bien las cosas. Siempre funcionamos a la perfección desde aquel primer trabajo y aquí estamos, orgullosos de los éxitos recientes, espléndidos en la última fotografía en prensa como la organización líder más joven del país. Parece mentira que lo que empezó como un sueño hoy nos haga cumplir otros tantos gracias a todo lo que nos reporta. ¿Y si añadimos ésto y lo otro? ¿Y si en lugar de aquéllo, nos basamos más en ésto? ¿Y por qué no complementamos nuestra oferta con...? Un constante crecimiento forjado en la idea de derrumbar muros a nuestro paso y demostrar que la frescura, el ingenio, la voluntad y la ilusión pueden llevarte a ser uno de los grandes.

Hoy miro atrás y recuerdo los primeros pasos, antes incluso de la puesta en marcha del proyecto. Cuando todavía dejábamos volar la mente imaginando el futuro que hoy nos da los buenos días cada mañana. Cuando pasábamos horas eligiendo un nombre que se ajustara a nuestra actividad y fuese fiel reflejo de nuestra filosofía. Cuando un buen día decidimos que el mundo es una gran tarta a la que mucha gente pretende hincar el diente y si no te mueves, tú no serás parte de los agraciados que manchan sus labios con el dulce bocado. Cuando dijimos un simple aunque rotundo "¿y por qué no?". Siempre me gustó ser dueño de mi destino.

¿Y os acordáis ahora de cuando escribíamos imaginando que ya éramos dueños de un futuro que todavía no nos pertenecía y sin embargo lo haría poco después? ¿Y os acordáis ahora de que aquel escrito acababa con una frase exactamente igual a la que ahora estáis leyendo?

Y es que Sucede Que Hoy siento que ese día llegará...

6 comentarios :

yo mismo | 11:25

No sé si incluirme en el círculo de maistad universitario, pero lo que sí que sé es que por esta iniciativa encontré este rincón.

Un saludo. Sigo aquí: estudia que estudia.

Daniel Lozano | 20:34

Brindo porque ese día llegue pronto.
Un abrazo

Pablo Martín Lozano | 05:07

Yo Mismo: El círculo de amistad al que hago referencia es un grupo de trabajo -y mucho más- en el que nos compenetramos a la perfección en la Universidad.
En cualquier caso, no sé si precisamente por esto encontraste mi rincón, pero sea por lo que fuere, gracias.

Dani: Creo que tú conoces bien bien y de primera mano ese círculo. Brindemos, pues.
Otro abrazo para ti.

cristina | 10:33

Vale lo confieso, casi lloro. Siempre que hablo de vosotros a alguien digo lo mismo: Son las personas con las que compartiré mi futuro profesional. De verdad te digo que ojalá llegue ese momento en el que los cuatro estemos en un mismo despacho...

Ah y una cosa!!!Conociéndonos habrá que ir buscando un nombre...me niego a pasar más noches en mi casa a oscuras hasta que salga la brillante idea, así que manos a la obra desde ya!!!

Besitos

Pablo Martín Lozano | 16:26

¡Ayy, rubia, rubia! Jeje. Una lagrimita no hubiese estado mal. Es broma, el caso es que a mi escribiéndolo también se me pusieron los pelos de punta en más de una ocasión imaginando lo que hasta ahora nos limitamos a soñar.
Todo llegará. Estamos en el buen camino.
Un beso y a seguir así.

laurita | 23:04

Jolines, os imaginais que fuese cierto?, que lográsemos el sueño que tanto perseguimos JUNTOS?.
Me alegro mucho de formar parte de algo tan especial como sois vosotros, y espero que algún día todo lo que has escrito se haga realidad. Un besazo enorme.