Fuiste Tú, Que No Fui Yo.

¿Quién le robó la sonrisa a la luna y la dejó sin voz?
¿Quién vistió de alegría los días y de tinieblas mi corazón?
¿Quién pintó miradas en la arena y reflejos bajo el sol?
¿Quién soñó con la penumbra, con el fuego y el dolor?
¿Quién enmudeció la música de la canción que tu alma nunca escuchó?
¿Quién recitó versos a tu oído que de aquella voz se enamoró?
¿Quién jugó a hacerte daño y a acabar con tu pudor?
¿Quién silencia tus verdades y te roba la pasión?
¿Quién mandó callar mi boca cuando el viento susurró?
¿Quién cerró aquel día mis ojos mientras tu paseabas de la mano del traidor?
¿Quién tapó con sus manos mis oídos cuando tu dijiste se acabó?

¿Y quién robó mi sueño, que entre vueltas y lamentos, entre gritos y arrepentimientos, pasa el tiempo y yo sigo muriendo a cada instante que despierto?

Y es que Sucede Que Hoy no encuentro respuestas...

7 comentarios :

vicky gallardo | 07:35

a veces no encontramos respuestas... o no escuchamos las que estan en el interior de uno mismo... y la lluvia y el silencio.. el recuerdo... los espejos... no responden...
y otras veces pareciera que todo habla... las cosas, el telefono mudo, las fotografías, las campanas que marcan una hora mas... el olor a cafe de la mañana...el vacío...

y se estremece el alma... y se desvelan los sueños...

una mirada... un adios...

y hasta quizas unas palabras sueltas en un blog, mientras suena Alejandro Filio cantando "es todo"...y la noche agoniza y aunque no haya respuestas... hay un algo que me dice... que exiten preguntas, que jamas las tendran...

muy bueno pablo...
me voy a dormir... dulce luna...
vicky

Anónimo | 14:25

hola e visto tu blog i me gusta muxisimo, veo q eres estudiante de periodismo y eso me interesa muxo!!
weno me gustaria hablar contigo, agregame : messenger laspink16@hotmail.com

Pablo Martín Lozano | 14:57

Hola Vicky, dulce luna que me llega con bastante retraso; es lo que tiene vivir separados por un gran trecho de agua. Dos continentes tan lejanos y sin embargo tan próximos entre sí. Me encantaría conocer Argentina. Lo haré algún día. Suenan bellas tus palabras y ese poso a nostalgia que dejan al leerlas significa que tienen suficiente profundidad. La respuesta última a todo, incluso a lo que parece no tenerla, está siempre en nuestro interior.
Un beso.

Anónimo: Me alegro de que te guste mi blog y de que te interese el periodismo. Veo que no te andas con rodeos. Charlaremos por si puedo ayudarte en algo.
Saludos.

yo mismo | 15:45

Creo que si sabes la respuesta. ¿o no?

Si todos nos preguntásemos todo eso todos los días, andaríamos más centrados. y ¿a quiénno le ha sucedido todo eso alguna vez?

Gracias por hacernos cuestionarnos.

Ánimo nuestro nobel de literatura.

Pablo Martín Lozano | 20:12

Hola Yo mismo. Las respuestas ni siquiera sé si realmente deseo saberlas. Son preguntas al aire, retóricas, que no buscan el fin (la respuesta) tanto como el camino y la duda en su búsqueda.
Un abrazo.

Rubita | 17:58

simplemente a veces no tenemos respuestas a muchas preguntas que nos surgen , en el trascurso de nuestra vida...
Un saludo

Pablo Martín Lozano | 13:29

Muchas gracias, "Rubita", por tu comentario. Es cierto. Las palabras, como las ideas, vienen y van sin detenerse.

Saludos.