Te Quiero, Sin Miedos

Tan lejano como que entre los dos existe una frontera que nos separa, pero tan próximo y cálido como el que siempre soñé con darte y nunca llegó salvo para regalarme el primer beso. Hoy quise abrazarte y lo hice, aunque mis brazos no rodeasen físicamente tu cuerpo. No sentí tu pecho contra el mío, ni tu pelo se enredó en mis labios, ni sentí tu respiración en mi cuello erizándome la piel. Sin embargo sí que sentí tu corazón latiendo en la distancia, pude ver la sonrisa en tus labios y experimenté la intensa sensación de felicidad y bienestar de un reconfortante abrazo. Sin más amor que el que derrocho en amistad hacia ti, a pesar del poco tiempo; sin mas pasión que la que todo abrazo merece sea o no de amor; y con todo el cariño que te tengo. Un cariño puro y transparente que terminó por cobrar mas sentido que el amor apresurado y loco que nos invadió durante un largo y frío último mes de año. Te quiero, y lo digo sin miedos, sin frenos, sin temblores de lengua ni titubeo en los labios. Te quiero y más que nunca, porque una vez superado el frenesí he comprendido que lo nuestro es sincero y auténtico. Que vienes conmigo a todas partes sin necesidad de desplazarte a mi lado; que siento que me has robado un trozo de alma y a la gente que consigue eso no puedo sino brindarle todo mi cariño. Te quiero por eso y por todas otras tantas cosas más. Pero lo importante no son esos motivos, sino los que me llevan a poder decírtelo sin tapujos. Te quiero sin miedos, sin vergüenzas y sin pretensiones, porque lo importante es que dejé de quererte "para" y comencé a quererte "como": como un alma gemela.

Y es que Sucede Que Hoy senti tu abrazo en la distancia...

10 comentarios :

Anónimo | 12:20

IDEM

Te Quiero...

Pablo Martín Lozano | 10:57

:)

VICKY GALLARDO | 21:13

“La vida es como el abrazo de un desconocido…”

… y se me escapo una sonrisa… y las distancias fueron suficientes para entender del calor de un abrazo… de mirar con los mismos ojos… de la cadencia de los tiempos, de todo el misterio de los mares y que por unos segundos, no existieran las barreras…

Por que un abrazo es empaparte de la otra persona, es sentir el corazón latiendo apretujado en el pecho… es gritar el silencio del suspiro…

abrazar es liberar el alma y dejarla al descubierto… sin mas vestidos que la mirada… sin mas palabras que el sentimiento…

Es el sabor a chocolates, son los colores vivos del sol en el lienzo blanco… ecos… amontonados, acumulados, silenciados… escritos… palabras de algodón… de papel…
un abrazo… con algunas ilusiones…prendidas con alfiler y múltiples caídas… el recuerdo… de sabores, de aromas… de imágenes imborrables…con la melancolía y la inquietud de buscar las respuestas de interrogantes eternos…

No tiene fecha de vencimiento, porque es la eternidad de los instantes… en el instante de existir… para volver cada uno a su lugar… a su camino… a su espacio…

… sonriendo…

Anónimo | 16:19

Me ha recordado a una de las numerosas cartas que escribí, aunque procuré que nunca llegaran a su destinatario para no dañarlo, para no dañarme. Cartas que escribí para que el silencio no acabara por destruirme. Bendita terapia la de las palabras... anque se pierdan por el camino. Cartas que precisamente antes de leer tu post han caido en mis manos,la última frase de las cuales decía "no entenc perquè cada cop que poses més distància, més a prop et sento" (no entiendo porqué cada vez que pones más distancia más cerca te siento). Precisamente parecido al inicio de tu relato...curiosa ironía.

Aprovecho para felicitarte por tu blog, tienes la capacidad de cautivarme y conmoverme con tus historias.

Aunque... "petit incís" revisa las "ny" que se te han colado ;)

Un abrazo,

Sílvia

Pablo Martín Lozano | 21:08

Hola Vicky!

Ya de vuelta, recién llegado a casa, con mil momentos vividos increíbles, con experiencias, contactos, amistades y un teclado en condiciones que me permite poner acentos y la letra "ñ", jeje.

Apliqué tu filosofía hasta el punto en que pude y disfruté y me apropié sólo de algunas tarjetas personales, contactos, revistas (muchas revistas) y sol, mucho sol en mi piel!!.

Gracias por el regalo, una vez más, y un beso fuerte! O mejor, un abrazo fuerte.

Pablo Martín Lozano | 21:14

Hola Silvia! Bienvenida, me alegro muchísimo de que te guste y de que haya "sucedido" esa "coincidencia".
Lo de las "ny" es porque escribí desde Cannes, que he estado allí toda esta semana en un Festival y el teclado no tenía "Ñ", así que opté por la fórmula "ny", con la esperanza de que se entendiera. Lo mismo pasaba con los acentos: tampoco aparecían en el teclado.

Lo dicho, encantado de conocerte y ojalá te quedes por mucho tiempo.

Saludos!

Anónimo | 23:41

notte calda, notte di malinconia. cerco ristoro nelle parole trovate per caso, come le tue. miedo, che parola meravigliosa. miedo. io tengo miedo di amare, e mi chiudo, mi chiudo in me stessa, impaurita. piangente.

francesca

Pablo Martín Lozano | 05:31

Hola Francesca, encantado de que hayas entrado en mi blog.
Espero que con la llegada del nuevo día se aclaren tus dudas y veas todo de otro color. El miedo a amar es el primer paso para poder volver a amar. Debemos darle todo el valor que se merece al verbo amar y para eso hay que tenerle cierto miedo, para darle importancia y saber que cuando hablamos de amor, nada es superficial.
Espero que entiendas mis palabras.

Alto il morale e un bacio.

Quetzal | 21:12

Hace un buen rato que lei esto y me dejo verdaderamente impresionada no le sobra, ni le falta me impacto, pero no pude escribir algun comentario por problemas con la página. un beso

Pablo Martín Lozano | 00:31

Hola Quetzal y gracias por insistir hasta lograrlo.
Un placer fue escribirlo y otro placer leer críticas como la tuya.

Un abrazo y gracias!