Hoy

He pasado más de mil días con sus mil lunas esperando a que volvieras. Mil días con sus mil lunas sentado frente a la ventana para verte girar la esquina y bajar a tu encuentro. Y hoy al fin regresas. Pero llegas cambiada. Eres otra. Ni siquiera recuerdas mi nombre, ni mi voz, ni mis ojos. El tiempo y la distancia te han cambiado. Ya no eres aquella chica ingenua y alegre que me regaló el primer beso. En nada te pareces a la dueña de aquella sonrisa que me hacía despertar cada día. Te fuiste en busca del sur y perdiste el norte. En tus manos ya no siento la calidez y el pulso de tu corazón como cuando estaba sintonizado con el mío. Tu rostro, tu pelo, tu cuello. ¿Qué ha sido de ti, niña? ¿Qué ha sido de ti? Mil días con sus mil lunas esperando para esto. Para este (des)encuentro. La de noches que me giré sobresaltado en busca de tu cuerpo entre las sábanas y me venció el desvelo al reconocer que ya no estabas allí. El frío de tu parte de la cama ha sido mi única amante desde tu partida. Te he guardado todo el respeto, incluso después de perderlo el día de tu adiós. Mis labios siguen sin probar otros besos. Mi cuerpo sigue siendo virgen de otras manos. Te diría que hasta mis ojos no han dejado de mirarte sólo a ti en este tiempo. Pero ahora no me reconoces. ¿Qué te han hecho, niña? ¿Qué te han hecho? ¿Quién te ha robado el ser? ¿Quién te ha extirpado el alma? Mil días y sus mil lunas esperando a que volvieras y hoy que has vuelto desearía no haberte encontrado, pues era más dulce la espera, que el amargo trago de saber que ya me has olvidado.

Y es que Sucede Que Hoy una canción me transportó...

2 comentarios :

pequeñavane | 06:47

"...Y cuando estábamos concientes de lo absurdo de la vida,
y de que un día nos olvidaríamos el uno del otro,
entonces hacíamos el amor inútilmente..."
A veces espero el dia en el que entre a tu blog y dejes de conmoverme, extrañamente espero que tu imagen que se construye con palabras caiga, porque temo que seas mi unica adiccion, ya no puedo pasar un dia sin leerte e inundarme con la sensibilidad del poeta.
Decidi dejarte esa frase que extraje de uno de mis fragmentos preferidos del libro: Palinuro de Mexico, porque me parecio justa, el resto del fragmento te lo voy a regalar enviandotelo al mail, por si acaso no has leido el libro, estoy segura de que te encantara!
Te dejo muchos besos niño.

Pablo Martín Lozano | 14:06

Hola Pequeñavane. Muchas gracias por el comentario y por el regalo. Me ha encantado el fragmento entero que me has enviado.
"Ya no puedo pasar un dia sin leerte e inundarme con la sensibilidad del poeta." Es una de las cosas más bonitas que me han dicho en referencia al blog. Muchas gracias!!

Un beso.