Fundidos en Amor

El viento de poniente ardía haciendo sonar su quejido acalorado en la tarde aparentemente tranquila en aquel rincón de la ciudad. Los coches iban y venían deslizándose por un asfalto que rezumaba caucho y vapor. Los termómetros, que marcaban máximas como no se recordaban, aplastaban el ánimo de los peatones incapaces de agitar a más velocidad los periódicos, carpetas o papeles que hacían las de abanicos. Y en el cielo, mientras tanto, un sol de justicia dejaba claro quién mandaba en esa galaxia. Los relojes no marcarían mucho más de las cinco de la tarde cuando, al salir de la oficina y con la cara recién golpeada por el calor, descubrí a una pareja oculta detrás de un árbol entregada a la dulzura de un beso vespertino a dos pasos del portal. Tal vez se despedían después de una tarde de aventuras, o puede que aquel no fuese sino el primero de los muchos otros besos que todavía estaban por llegar. Allí abrazados, como creyendo ser invisibles tras el tronco herido y reseco, aquellos amantes se fundían, más de amor que de calor, levantando envidias en los de su alrededor; hombres trajeados y mujeres de falda larga y alto tacón, que ahora caminaban con prisa de vuelta a casa, empujados por las ganas irreprimibles de enloquecer a besos en los brazos del dueño o dueña de su amor.

Y es que Sucede Que Hoy fui testigo de un beso inspirador...

2 comentarios :

Maria del pilar | 00:04

Estás a pleno rendimiento!!!! Todo lo que ves a tu alrededor te mueve a realizar una brilante creación.

Creo que a los enamorados cuando juntos están son pocas las cosas que les pueden separar. No les molesta ni los rayos del sol abrasador !!

Has colocado una muy acertada, bomita y sensual fotografía.

Gracias por regalar tu inspiración.

Un beso

Pilar

Pablo Martín Lozano | 00:45

Hola Pilar. Gracias. Como en el post de "No+Presión" del otro blog, está quedando demostrado que definitivamente necesitaba un descanso mental para retomar esto con aires nuevos.

Los enamorados son el colectivo más envidiable sobre la faz de la tierra. Lo tienen todo.

La foto a mi también me encanta.

Besos.