Naufragio En Tu Figura

Quiero ser náufrago en el océano de tu piel. Sucumbir ante el empuje de la marea de tu pecho y llegar asfixiado hasta tu ombligo, para allí encontrar un pequeño y recóndito vacío de oxígeno puro. Y respirar de cerca empapándome de tu esencia de mar salado, y caer derrotado ante la bravura de la costa de tus caderas. Caminar al filo de su acantilado y deslizarme poco a poco hasta llegar rodando al paraíso de tu espalda. Y desde allí observar tu melena en forma de lianas, tu nuca de cráter de volcán y tus hombros como el regazo donde tumbarme a descansar. Quiero ser náufrago en las aguas que derramas por tus ojos y deslizan sinuosas por tus mejillas de color de miel. Y nadar a contracorriente mar arriba y penetrar hasta las profundidades de tu mirada clara. Dejarme arrastrar por la marea a través del desfiladero que se abre desde el cuello hasta tu vientre por el centro de tu torso. Sentir los remolinos de furia al pasar sobre tu corazón y percibir el cosquilleo de tu piel amortiguando mi travesía. Y llegar con la fuerza de las olas hasta el tesoro oculto de tu desnudez y vibrar con la caricia suave de la piel pura de tus piernas, que me empujan sin piedad corriente abajo. Quiero ser el navegante sin rumbo y varado en la playa de tu boca. Para dejar de contar los días de crucero y morir extasiado en la fugacidad de un último beso. Y para cuando sólo quede el polvo de mi cuerpo, introducirme por tu nariz mezclado con el aire inspirado de tu última respiración.

Y es que Sucede Que Hoy naufragué en el recuerdo de tu cuerpo...

6 comentarios :

Lunettas | 02:58

Solo pase dejar un recuerdito ...
Hermoso como siempre !!!

Besos

Ishhh *_~

Pablo Martín Lozano | 13:45

Hermoso, como el hecho de recibir tus "recuerditos". Se echaban de menos.

Besos y Gracias.

Encarni | 13:52

Jamás había escuchado, en este caso leído, una forma más bonita de recorrer una piel, un cuerpo.

Es maravilloso pasearse suavemente por cada centímetro de piel de la persona amada y mucho más sentir como alguien recorre la tuya.

Y lo que es realmente más lindo, cuando esa piel pasar a ser la continuación de la tuya.

Me ha encantado este post.

Un besote.

Pablo Martín Lozano | 15:45

Me alegro de que te haya gustado el post. Ciertamente, sentir como las caricias recorren tu piel es una sensación que no tiene precio. Palpar milímetro a milímetro una piel, sabiendo que detrás de esa piel hay una persona a la que amas...

Besos!

INMA | 23:27

A diario naufrago yo en la memoria perdida... y es que a diario busco ser esa náufrago que describen tus palabras... Para volver a encontrarle en el vacío de mis días.
Muchos encuentran cobijo en las orillas de mis playas, a ellas llegan navegantes perdidos para dejar su huella.
Te invito a que escribas en mis arenas tu nombre.

Besos. Inma

Pablo Martín Lozano | 05:22

Ser náufrago puede convertirse en una desgracia o en el más divino bien que una persona pueda ser/tener. Ser náufrago significa ser libre, dueño de tus propias decisiones, consecuente de tus actos, solitario en la existencia. Es darte el tiempo para escucharte que todos necesitamos y muy pocos nos damos.
Tus arenas ya han sido pisadas por mis huellas.

Saludos y gracias.