Cuando llueve, lluevo

Cuando llueve, lluevo. Las horas se escapan sin poder aprovechar el tiempo. Las sonrisas se esconden y dormitan hasta ver salir el sol de nuevo. Se apagan las ciudades. Se encienden los recuerdos. Melancolías grises salen de su agujero. La realidad recuerda a la de un mal sueño. Habito dentro de un televisor en blanco y negro. ¿Por qué nadie me dijo que hoy me quedara durmiendo? Pero de pronto suena el teléfono y en la pantalla se muestra tu foto sonriendo. Y entiendo que a pesar de la lluvia, en algún lugar del mundo hay una flor que está naciendo. Un abrazo que está sellando un reencuentro. Unos niños que están dándose el primer beso. Cuando llueve, lluevo...y el cielo no escampa hasta que no te veo.

Y es que Sucede Que Hoy lluevo...

10 comentarios :

MMG | 17:19

Que bueno que volviste a escribir, ya se te extrañaba

Pablo Martín Lozano | 17:28

Gracias!
Hoy volví a sentir la necesidad de expresarlo...y el tiempo me acompañó.
Saludos.

Quetzal | 06:09

Estas lluvias son melancolicas... se te extrañaba, Pablo. Saludos

Win | 17:42

Yo odio los días de lluvia, me parecen horribles. Pero después de leer tu entrada creo que veré estos días de otra manera. Todo es imaginar que esos días en los que no sale el Sol y todo parece aburrido tiene su parte buena... y sino para eso está la imaginación.
Me parecen unas entradas, todas las que he leido, geniales. Esperemos que sigas escribiendo

Pablo Martín Lozano | 13:59

Hola Win!
Muchas gracias por el comentario.
Me alegra saber que gracias a lo que escribí verás los días de lluvia de otra forma.
Hay que apostar por el lado positivo de la vida.

Saludos!

Pablo Martín Lozano | 15:04

Hola Quetzal! También tus comentarios se extrañaban.
La lluvia es melancólica e inspiradora.

Gracias por tus palabras y besos!

Lamas | 22:12

Nunca tu prosa fue tan poética!! Muy lindo... y lluvioso, como el tiempo...

;)

Pablo Martín Lozano | 22:15

Hola Lamas! Muchas gracias, me alegro de que te guste.

Saludos y gracias por comentar.

María | 22:03

Acabo de pasar por aquí de casualidad y la verdad.. me quedo sin palabras. Cuanto sentimiento Pablo, poca es la gente que puede transmitir una simple sensacion a X km de distancia tan solo con un texto, puedes sentirte orgulloso porque de verdad te digo que eres una de esas personas. vas directito a la barra de favoritos y hazme un favor.. sigue robandome pedacitos de tiempo para leerte por mucho tiempo. un besazo ENORME!

Pablo Martín Lozano | 22:40

Hola, María. En primer lugar, gracias por tu comentario. Es un placer leer cosas así de algo que haces por placer y con el deseo de únicamente plasmar un sentimiento en un momento dado. Ojalá encontrara tiempo para hacerlo más a menudo en mitad de la vorágine del día a día.
Respecto a robarte tiempo, te digo que hay casi 600 relatos publicados en este blog. Así que sólo tienes que ir navegando hacia atrás, o ir moviéndote por el listado de meses del menú lateral.
Un beso y gracias.