Nunca Más

- Puedes seguir huyendo el resto de tus días, pero nunca conseguirás escapar del amor. Aquella sentencia le había acompañado durante toda su vida como un estigma en forma de recuerdo persecutorio que se reproducía internamente sin remedio. Y sin comprensión. Porque por más que trataba de analizar aquel conjunto de palabras que le recordaban a algún epitafio que seguramente jamás existió, nunca hasta ahora le había encontrado sentido. Y sin embargo ahí estaba, resonando en su interior con fuerza cada vez que se vanagloriaba de su ajetreada vida profesional de agenda repleta de cambios de última hora. Un día, mucho tiempo atrás, él también se había repetido una y otra vez el famoso "nunca más"; la gran mentira que todo despechado pronuncia, como único remedio para cerrar heridas y autoconvencerse de que jamás volverá a sufrir del corazón. Infartos del amor, como lo llamaba él. Sin embargo, aquella sentencia cobró todo el sentido cuando, aparentemente de manera fortuita, su maleta chocó con la de aquella mujer en la sala de embarque del aeropuerto. Y de pronto el aferrado "nunca más" fue trasformándose en un "y si...", un "quizás", un "algún día tenía que llegar". Y mientras se miraban intensamente ajenos a todo lo demás, como si el mundo entero hubiese dejado de girar, de su boca se desprendió un susurro que no pudo frenar. "Al final no conseguiste escapar".

Y es que Sucede Que Hoy comprendí que el amor...

10 comentarios :

Encarni | 12:59

El amor llega siempre sin avisar, trastoca todos los planes y nos lleva a un mundo lleno de incertidumbre pero interesante.

Besos.

Pablo Martín Lozano | 13:32

Hola Encarni!
Gracias por tu comentario :)
Así es, el amor llega sin previo aviso e incluso hace tambalear los planes de los más seguros y negados.

Besos y gracias!

Rocio | 03:27

Exactas tus palabras puede cambiar de escenarios, personas, edades, pero al final siempre el resultado es el mismo llegando el amor de forma inesperada.
Me hicieron emocinarme nuevamente y mira que estoy en el 'nunca más' je je pero como dicen todo llega en su momento y en su lugar así que tu post me ha hecho pensar en ello.
Saludos, buen inicio de seman.

Pablo Martín Lozano | 10:53

Creo que no hay nada más sano que haber estado alguna vez en el "nunca más" porque el amor no se puede preveer y porque así lo valoras más cuando aparece de nuevo. Me alegro de que te haya gustado.

Besos y gracias por comentar!

Oº°‘¨Rosa¨‘°ºO | 00:08

Es imposible escapar,esconderse... El amor siempre nos alcanza. En el fondo es porque queremos, porque no podemos vivir sin amar ni sin ser amados.
Precioso como siempre. Besos.

Pablo Martín Lozano | 00:22

Hola Rosa! Totalmente de acuerdo contigo. A eso me refería al escribir este relato.

Gracias por tus palabras!

Un beso.

Lunettas | 08:04

Como quisiera volver a sentir la vertiginosidad de aquel "y si...", o del "algún día tenía que llegar".

Un beso
Lu *_~

Pablo Martín Lozano | 16:40

Hola Lunettas! Seguro que la recuperarás y entonces nada más tendrá importancia.

Besos!

ana muelas risoto | 13:23

KUKO!!!!!!!!!! Me ha tocado la patata... pero no lo digas por ahí, que esty en etapa NUNCA MÁS
Muaaaaaaaaa!

Pablo Martín Lozano | 14:31

Hola Ana. Qué sorpresa recibir un comentario tuyo por aquí después de tanto tanto tiempo. Cuidado con los infartos de amor y deja que el nunca más te empape para disfrutar luego el "y si...". Al final todo son disfraces que uno elige ponerse.
Un beso y gracias por el comentario.