Saludo Sintomático

Me saludas sonriendo como si me conocieras de siempre y yo devuelvo el saludo como si no te conociera de nada. Mientras en tu rostro se observa el gesto de un "hola, cuánto tiempo", el mío no puede disimular el rictus de un "¿quién eres?". Llevo rato pensando, tratando de identificar en ti algo que me resulte familiar; un gesto, un atuendo, un tono de voz, algo. Pero mi memoria no alcanza a localizar nada en su archivo. Mi desasosiego aumenta en la medida en que me hago consciente de lo insólito de todo esto; hasta hoy nunca había olvidado una cara por más nombres que me abandonaran al instante de haber sido conocidos. No un rostro. Nunca unos ojos. ¿Quién eres? ¿De verdad te conozco? ¿De veras debí saludarte con la efusión con la que tú lo has hecho? El silencio de la biblioteca que compartimos me arrincona cada vez más en mis pesquisas y siento que me quedaré con la duda de si alguna vez intercambiamos una palabra, más allá del "hola" de hace un par de minutos. O te has confundido, o mi memoria empieza a exigirme una dieta informativa, incapaz ya de registrar tanta información al día. Maldito saludo.

Y es que Sucede Que Hoy saludé sin saber quien era...

10 comentarios :

Encarni | 22:59

A lo mejor esa persona te conoce porque lee tu blog o puede que un día te la presentaran pero por algún motivo lo olvidaste, a lo mejor ese día tenías algo en la cabeza que te hacía estar en otro lugar.

Y al leer este post me surgió una pregunta... Si nos cruzaramos por la calle ¿me reconocerías? ¿recordarías mi cara, mis ojos? Hace mucho tiempo que no nos vemos jeje

Besos

Pablo Martín Lozano | 14:22

Tal vez fuera por eso, pero me resulta extraño que si me lo presentaran olvidara su cara.
Tu pregunta...ya la contesta el propio post: nunca olvido un rostro.

Saludos.

Quetzal | 23:18

¿Lo conozco o no lo conozco? … no sé, pero en lo que me acuerdo lo saludo. Me ha pasado.
Besos

Pablo Martín Lozano | 23:23

Hola Quetzal. Está claro, la respuesta al saludo se ofrece de manera instantánea, aunque no sé si también diría refleja.
Más vale quedar bien, que mal.

Saludos!

Quetzal | 07:51

dime que sabes quien soy aunque nuna me hayas visto :)
saludos tambien

Pablo Martín Lozano | 08:34

Exacto. :)

Lamas | 18:15

Y bien...¿Ya sabes quién era?

Pablo Martín Lozano | 18:18

Hola Lamas.
Pues la verdad que no, y creo que ya nunca lo sabré. Fue una de esas situaciones mágicas y extrañas que suceden en los días más inesperados.
Un saludo, una imagen y un recuerdo de algo que tal vez nunca sucedió. Al menos en el plano de la realidad en el que habitualmente nos reconocemos.

Saludos.

Lunettas | 18:32

Quizás era yo :)
Un beso

Lunettas *_~

P.s Ya estoy de vuelta :*

Pablo Martín Lozano | 20:27

Hola amiga! Cuánto tiempo! Me alegra volver a leerte.

Un beso y gracias!