Un Loco Enamorado

Brillaba un sol de primavera espléndido mientras el traqueteo del viejo tren me zambullía en una ensoñación aplomada que se cebaba con descaro sobre mis párpados. Afuera, el polen pululaba a su aire revistiendo de polvo y estornudos las calles de las ciudades por las que pasaba. Y mientras el sonido de las voces de tantos y tantos desconocidos que compartían vagón conmigo me interrumpía el sueño, la imagen de tu rostro se dibujaba en mi frente entre la vigilia y la inconsciencia de una mente sin dueño. La cabeza se balanceaba de lado a lado con una sonrisa dibujada en los labios y los ojos aún cerrados. Un loco, pensarían todos. Un enamorado, repetía mi voz en cambio. Y es que te quiero. Te quiero mientras vuelo, camino o viajo en metro. Te quiero mientras hablo, te quiero mientras callo, te quiero mientras sueño. Te llevo conmigo siempre aunque no estés a mi lado. Y te pienso a cada instante. Y te vivo con deseo. Y te quiero entre recuerdos. Te quiero igual sin prisas que sin tiempo; si lloro o estoy contento. Te quiero. Simplemente te quiero. Profundamente te quiero. Justa y decididamente te quiero. Y no importa si estoy loco o estoy cuerdo. Te Quiero.

Y es que Sucede Que Hoy te recordé en el metro...

6 comentarios :

Maria del pilar | 22:34

Bendita locura la de los enamorados, viviendo felices instantes,recuerdos...encontrándoseacompañados en todo momento, aunque sea en el pensamiento porque se ha unido la mente al corazón a través del sentimiento.Hoy tus palabras llegan envueltas con aroma de rosas. Gracias, Pablo.

Besos.

Pilar

Pablo Martín Lozano | 10:29

Hola Pilar. Gracias por tu comentario! Es muy bonito además de cierto. Estamos en primavera, tal vez de ahí ese aroma de rosas en mis palabras.

Un beso!

Anónimo | 22:43

extraño alguna historia de desamor, quizás porque hace poco decidi olvidar a una persona que fue dueña de mis pensamientos durante dos años, casi sin tener contacto con ella, un amor imposible que se basaba solo en miradas secretas en publico, textos indirectamente dedicados mediante flog y unos pocos encuentro secretos que almacenaron en mi memoria momentos unicos,sin embargo acabe dandome cuenta de que no me iba dar mas de eso y decidi olvidar tras darme cuenta q no vivia, sobrevivia por el.No se pòrque te cuento todo esto pero me desahogo leyendote y muchas veces me he intentado poner en tus textos como protagonista...eres encantador Pablo.

un beso.

Carolina

Pablo Martín Lozano | 22:47

Hola Carolina. Muchísimas, muchísimas gracias por tu comentario. No sabes lo que significa para mí saber que hay gente como tú a la que mis letras les llegan de esa manera y de alguna forma les sirven de apoyo o inspiración.
Muchas gracias por compartirlo con todos.

Un beso.

Nohemi | 05:23

Debo confesar que HOY luego de descubrir tu blog no he parado de leerlo, y bueno ya ves no pude soportar las ganas de comentar este maravilloso post envuelto en un romanticismo grandioso! Felicitaciones!

Pablo Martín Lozano | 12:15

Hola de nuevo Nohemí. Te agradezco el esfuerzo y espero que al menos te estén gustando mis letras.
Tienes mucho que leer...ya son más de 520 relatos...así que tómatelo con calma.

Un beso y gracias!