Una Palabra Tuya

Vuelve a desnudarte en palabras de amor y deja que tu alma se muestre en la plenitud de su esencia. Que caigan armaduras y escudos, pieles resecas que se interponen entre el calor de tu pecho y la frialdad aparente de tu trato medido. Que la luz que llevas dentro se muestre esplendorosa y transporte en su brillo la dulzura que duerme en tu interior. Como mariposas a las que les cuesta separarse de su crisálida, tus sentimientos se desprenden suavemente del abandono para alzarse vigorosos por encima de cualquier duda. Y en la travesía de la oscuridad al crepúsculo mis huesos tiemblan de orgullo y mi piel se derrite ante los encantos de tu corazón entregado. No hay entonces placer más profundo que el sentido al dejarme seducir por tus tiernas palabras. El mundo deja de girar y la armonía invade mi cuerpo agitado por el resonar de tu afecto. No soy digno de que entres en mi pecho, pero una palabra tuya bastará para enamorarme. Y entregado a tu magia me dejo llevar por la sinceridad que desprende tu promesa. Vuelve a desnudarte en palabras de amor y permite a mis oídos deleitarse con tus ecos, mientras se eriza mi piel de sólo saberme tuyo. Vuelve a mostrarme la sabia de tu amor y comienza a creer en los sueños que una tarde, entre besos, tejimos entre los dos.

Y es que Sucede Que Hoy una palabra tuya bastará...

14 comentarios :

PIONERO DE LA POESÍA ASERTÓRICA. "Todo lo que es, deja de ser simultáneamente y es"... Éclides | 04:54

Cada segundo depende de aquel derecho de ser un instante. Aquí fluye la emoción como una barca que busca un puerto en lo eterno.

Quetzal | 07:02

Pablito!! disculpa la expresión pero te la rufaste con la frase. Por algo se te extraña.
BESOS

Pablo Martín Lozano | 09:36

Hola Quetzal!
Muchas gracias por tu comentario, pero...si pudieras explicarme eso de "te la rufaste"...jeje.

Un beso y gracias otra vez!

Pablo Martín Lozano | 09:37

Hola "Pionero...", muy bonito tu comentario y muy ciertas tus palabras. Ciertamente -y humildemente- es el fin buscado.

Saludos y gracias.

Yo mismo | 10:53

Hola Pablo:

Te sigo, sigo leyendo, quizá no te acuerdes de mí. Yo siempre he entrado en esta playa...Gracias por escribir. Me ha cambiado la vida mucho, para bien. Las metas se van logrando...

Sigue siendo todo un cervantes...

Un abrazo

Pablo Martín Lozano | 00:40

Hombre Yo Mismo! Cuánto tiempo. Un gusto volver a leerte por aquí. Me alegro de que la vida te haya cambiado para bien y de que continues leyendo este rincón.

Un abrazo y gracias por el comentario!

Lamas | 20:13

Muy bello, sí señor... pero has jugado con mi asociación de idéas de forma un tanto... curiosa?? No puedo evitar pensar en la iglesia de mi pueblo y en el cura que tantos años me dió clase de religión (entonces no era optativa...) "¡No soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme! Amén!!" jajajajajaja!!

Un besito!!

Pablo Martín Lozano | 23:18

Hola Lamas! Me alegro de que te haya gustado y te haya despertado esa conexión de ideas, porque es justo lo que pretendía con esa frase.

Un beso y gracias por el comentario!

Encarni | 10:15

Internet o mejor dicho la falta de internet me había alejado de ti, de tu mundo, regresé.

Si el texto ya me parece lindo, imaginar que alguien me lo susurra al oído ya sería increíble. Sigues dando misterio a tus palabras, me las imagino envueltas entre telas que dejan ver lo que hay entre ellas pero que no se pueden tocar. Sigues siendo mágico.

No imaginas cuanto te he echado de menos.

Un besote enorme.

Pablo Martín Lozano | 20:57

Hola Encarni! y muchas gracias por tu comentario y por volver a escribir en cuanto has tenido oportunidad. Me alegra leer que a pesar de que últimamente no le dedico tanto tiempo a este rincón cuando lo hago mantengo la esencia. Es mi forma de expresarme, me resultaría complicado hacerlo de otra manera.

Un beso y gracias de verdad!

Quetzal | 05:34

Mil disculpas Pablo!! no era "ru" era "ri" jaja, lo siento...
besos

Pablo Martín Lozano | 13:02

ahhhh! ok ok, Quetzal. Todo entendido, jeje.

Saludos.

Sofía | 18:05

Gracias por hacer que me translade en cada relato a un mundo paralelo en el que quizá sea capaz de ser sincera conmigo misma.

Pablo Martín Lozano | 00:33

Hola Sofía. Gracias a ti por tus palabras y que ese viaje a el universo paralelo sea productivo. Me alegro de que te llegues a meter tanto en mis historias.

Besos.