Sin saberlo te esperaba


¿Te acuerdas? El sol bañaba tu piel salada y dorada como consecuencia de los días largos de verano. Por aquel entonces, la Navidad todavía no era sinónimo de frío y con su entrada dabas por finalizado el curso. Las horas se estiraban y vivir era más sencillo, más humano y más intenso que en las tristes y tempranas noches del invierno. Pero cuando el sol se iba y te quedabas a solas con el mar frente a tus ojos, entonces no lo sabías pero era mi susurro el que pasaba acariciándote sigiloso el pelo. Era mi voz desde tan lejos la que confundías con el ruido de las olas iluminadas por la luna y su reflejo, diciéndote "no sé dónde estarás ahora, pero sea dónde sea, yo aquí te espero". Porque aunque por entonces era aún secreto, ya soñaba con tenerte al lado y dormir cada noche abrazado fuerte a tu cuerpo. Ya estallaba en mí el deseo de ser el único que te hiciese ver colores nuevos bajo este otro cielo. Porque a pesar de la distancia ya era tuyo el latido de mi pecho, aunque si he de ser sincero confieso que tampoco yo sabía entonces a quién lanzaba mis palabras en la noche con los ojos puestos en el firmamento. Pero me bastó aquella primera tarde, años después, para saber que eras la dueña de mis plegarias y mis ruegos. La que durante tantas noches había sido inspiradora de mis sueños. Lo vi en tu piel dorada y en tu sabor a sal de tierras lejanas, confirmando que a pesar del tiempo y la distancia, sin saberlo te esperaba.

Y es que Sucede Que Hoy creí colarme en tu pasado...

7 comentarios :

paulina berca | 21:59

me sono a amor de verano con un plus de realidad.. ;) gracias x hacernos sentir de nuevo aquello que a veces creemos haber perdido.. Porque como ya dijo benedetti... Existen fabricas de recuerdos que con el tiempo se olvidan.. Porque sera?...

Pablo Martin Lozano | 22:38

Hola, Paulina.
Muchas gracias por tu comentario. La magia de las palabras y la de los recuerdos no deberían perderse nunca. Los recuerdos pasan, las vivencias quedan.
Saludos.

victoria eugenia | 19:31

Precioso relato...!
Mis felicitaciones.
SALUDOS.

victoria eugenia | 19:32

Precioso relato...!
Mis felicitaciones.
SALUDOS.

Pablo Martin Lozano | 11:42

Muchas gracias por tu comentario, Victoria Eugenia. Me alegro de que lo hayas disfrutado.
Saludos.

Soraya | 20:43

Un relato precioso y profundo, porque será que el amor nos hace escribir las mas bellas palabras. Felicidades!!, me encanta tu blog. Un saludo.

Pablo Martin Lozano | 13:35

Gracias, Soraya. Es el amor el que nos hace escribir las más bellas palabras porque es el amor, en toda su dimensión, el motor que nos da vida y hace que nuestra existencia cobre sentido.
Saludos y gracias por tus palabras.