Un futuro que hoy tenemos


Date la vuelta. ¿Puedes verlo? Allá, a lo lejos. Casi perdido, oculto en la neblina del pasado. Prácticamente enterrado por el polvo y por el paso del tiempo lento y rezagado. ¿Lo aprecias? Es el recuerdo de las tardes que pasamos juntos soñando un futuro que hoy tenemos. Es la prueba de que un día fuimos deseo, ambición y entrega hasta que logramos obtenerlo. Paso a paso, uno a uno, conseguimos dar forma a cada uno de nuestros anhelos; convertimos en vivencias lo que un día sólo eran imposibles y dolorosos quebraderos. Pero nunca nos faltó la confianza en que juntos, podríamos con ello. Y el porvenir soñado de los dos, terminó llegando a tiempo. Como quien se sabe sin escapatoria, incapaz de huir de un destino escrito desde algún rincón del universo. Y ahora date la vuelta de nuevo y mira al frente. ¿Puedes verlo? Allá, a lo lejos. Casi invisible, oculto en la neblina del futuro que todavía no es nuestro. ¿Lo aprecias? Sí, somos tú y yo, juntos, dando forma a nuevos sueños. Incansables buscadores de destinos que siempre acaban siendo. 

Y es que Sucede que Hoy, aprecié un futuro que hoy tenemos...