2 com

Tan Solo Una Llamada

Apenas el día empezaba a asomarse por el horizonte de una mañana fría y húmeda cuando el teléfono comenzó a sonar. El sonido poco a poco penetró en su sueño, alterado minutos atrás por el aviso del despertador, hasta que traspasó la línea de su consciencia y lo identificó entre los demás ruidos de coches y pájaros madrugadores que entraban por su ventana entreabierta. Fueron suficientes un par de segundos para reconocer aquella melodía y adivinar quién estaría al otro lado de la línea a aquella hora en la que la ciudad comenzaba a despertar entre rocío y primeros atascos. Carraspeó para aligerar su garganta todavía atrofiada por el sueño interrumpido de aquella noche y trató de endurecer su tono para dotar de un cuerpo a su voz del que carecía de buena mañana. Al fin las respuestas llegarían y no importaban ya las horas que habían tenido que transcurrir para que se produjera aquel instante. Ni las veces en las que miró durante la noche la pantalla de su teléfono móvil en busca de un rastro de llamada que nunca encontró. ¿Hola? -dijo disimulando su perturbación producida por el paso brusco del sueño a la vigilia. Y entonces se escuchó una voz femenina, dulce y teñida de deseos de conversación, a pesar de que los relojes todavía no marcaban las siete. Y como si todo el tiempo perdido entre las sábanas la noche de la que se acababa de despedir se diluyera al escuchar aquella voz, de nuevo respiró y sintió que el aire que ahora penetraba en su cuerpo ya no quemaba como el que ayer le asfixiaba entre aquellas mismas cuatro paredes de su habitación. Y sonrió.

Y es que Sucede Que Hoy empezó con buen pie el día...

Comentarios »
2 com

De Todo Menos Eso

Quiso ser aire y se transformó en un viento huracanado que arrasaba todo lo que encontraba a su paso. Quiso ser agua y se convirtió en tifón emergiendo del océano removiendo y engulliendo costas, litorales y playas con la voracidad desatada de un tsunami. Quiso ser luz y apareció bajo la forma de una llama que hacía arder bosques enteros convirtiendo en cenizas los terrenos en los que un día reflejó el sol sobre el verde de los árboles y las praderas. Quiso ser tiempo y se encontró preso en un reloj de arena al que apenas le faltaban granos para extinguir su cuenta atrás sin tiempo de encontrar una solución ni manera de detenerlo. Quiso ser justo y la justicia retrocedió a los tiempos de la horca sin razones ni últimas súplicas. Quiso ser sincero y sus verdades parecían disfrazarse de mentiras mientras atravesaban el aire que separaba sus labios de los oídos del resto. Quiso ser bueno y la bondad se ocultó tras el tejido oscuro de retorcidos pensamientos. Quiso ser honrado y su integridad fue comprendida como imposición aplastando los ánimos. Quiso ser solidario y los paquetes que lanzaba desde el aire terminaban por caer encima de los que desde abajo le miraban. Quiso refugiarse y terminó naufragando en un mar de desconcierto, malentendidos y silencios demasiado largos.

Y es que Sucede Que Hoy quiso de todo menos eso...
Comentarios »
0 com

Fundidos En Uno

Aquella mañana gris en la que el frío entró sin avisar en la vida desprovista de abrigo de los habitantes de aquella ciudad, habría de pasar más tarde a ser recordada por la calidez y el abanico de colores que tiñeron de luz y vida los destinos de dos cuerpos entregados a la pasión y los ritos sagrados de entre las sábanas. El día había amanecido cubierto de nubes negras que descargaban una lluvia intermitente y revuelta por el viento que se levantaba en todas las esquinas. Parecía que el otoño quisiera demostrar su potencial nada más entrado. Sin embargo, todo parecía calmado entre aquellas cuatro paredes que sólo unas horas después se cubrirían de amor entregado sin medida superando barreras y obstáculos que ya comenzaban a no tener cabida en la relación sincera y mágica que quienes debían de encontrarse en aquel lugar poseían. Y como levantados en rebeldía contra aquel invierno improvisado, sus cuerpos comenzaron a regalarse calor envuelto en caricias, palabras y abrazos que terminaron en un arco iris en el mismo momento en que, fundidos y entrelazados en uno, sus corazones comenzaron a latir intensamente sabiéndose conectados más allá de los límites del tiempo.

Y es que Sucede Que Hoy hicimos frente al frío...

Comentarios »
4 com

Independencia Exprés

Las gafas de sol ocultan tus ojos cerrados y rendidos ante el sueño producido por el cansancio que arrastras de toda la semana y por el sonido monótono del asfalto pasando por debajo de las ruedas que nos alejan de nuestra ciudad rumbo a otra que también lo será durante una temporada futura. Yo permanezco atento a la carretera mientras siento el calor de tu mano sobre la mía apoyada en tu pierna y me distraigo imaginando tu cara al despertar y ver nuestra entrada triunfal a la capital. Deseamos tanto poder desearnos sin reprimir deseos... Por delante todavía quedan algo más de dos horas de viaje y la emoción va en aumento a medida que pasamos cada cartel de la autovía indicando la distancia que falta para llegar. Y mientras avanzamos rumbo a nuestra independencia exprés siento que este no es sólo un viaje más a una ciudad ya conocida, sino el camino a nuestro futuro; un atajo al tiempo; un adelanto de lo que pronto será nuestra realidad; un sueño menos con el que soñar porque desde hoy podremos decir que lo vivimos de verdad. De fondo suena nuestra canción y, como si al penetrar en tus oídos su melodía se activara tu consciencia, despiertas y escucho de tu voz las dos palabras sagradas que siempre consiguen generarme un cosquilleo. Nos miramos, sonreímos y nos besamos mientras seguimos alejándonos de casa y acercándonos más el uno al otro.

Y es que Sucede Que Hoy fue mi excusa para encontrar el sueño...

Comentarios »
6 com

Bruselas

En Bruselas...


Y es que Sucede Que Hoy viajo a Bruselas...
Comentarios »
2 com

Trazando El Futuro

La luz del flexo continuaba encendida calentando el montón de folios que descansaban desordenados por debajo de él. El aroma que desprendía el humo de la vela todavía encendida llenaba la estancia de un olor afrutado que daba gusto respirar. El bolígrafo destapado permanecía inmóvil junto al vaso de agua medio lleno que había calmado la sed -y la angustia en más de una ocasión- durante las últimas horas, mientras el proyecto de empresa tomaba forma sobre el papel. De lejos, el sonido de la ciudad dormida se colaba por la ventana entreabierta que hacía bailar a las cortinas con un movimiento suave. Y frente a la mesa de cristal del salón que por aquella noche habían empleado de escritorio, los cuerpos derrotados por el cansancio yacían dormidos el uno sobre el otro en el sofá. Minutos antes, en sus ojos brillaba la emoción de quienes se saben emprendedores y comienzan a trazar las líneas de lo que será su gran salto al vacío; denominación, secciones, cargos, servicios a ofrecer, sede, personal necesario y candidatos, metas, planes, estrategias, forma de comunicar, gestión y dirección... Todo debía estar perfectamente delimitado y detallado para que en el momento de echar a rodar no se diera la posibilidad de un desliz. Había tanta ilusión en el proyecto y tanta capacidad para explotar en ellos... Y aunque el sueño les había vencido en aquella hora de la madrugada, pronto volverían a lo suyo con la energía renovada y alguna idea brillante de esas que sólo llegan cuando el cerebro desconecta. Pero ahora dormían y mientras lo hacían inconscientemente trazaban su futuro y entretejían sus vidas.

Y es que Sucede Que Hoy pensé en ese día...

Comentarios »
4 com

True Love

Ahora que no estás las paredes de mi habitación se contraen achicando el espacio que llenas con tu ausencia. El aire se vuelve espeso y respirar resulta cada vez más complicado. Me falta tu aliento llenando mis pulmones de oxígeno y amor a partes iguales. Y cercano a la locura de la asfixia me aferro al recuerdo de tu sonrisa resonando en la cavidad que se forma entre la almohada y mi cuello. Pienso en tu melena enredada entre mis dedos y me agarro con fuerza a ella como si fuese una soga tendida para salvarme de las profundidades de mi propio recogimiento. Y cuando creo que mi cuerpo se rinde y el corazón comienza a preparar sus últimos latidos escucho tu voz de lejos gritándome que has vuelto, que me amas como siempre y quieres volver a soñar de nuevo. Y entonces llega el revuelo; el palpitar renovado y la sensación de que vuelvo a ser dueño; dueño del amor más grande y puro que jamás haya existido siquiera en sueños. Me perdonen los amantes si les hiero, pero dudo que lo alcancen a pesar de poner todo su empeño. Se les escapó uno sólo a los dioses y yo lo cacé al vuelo. Y siento defraudarles pero yo ya no lo suelto; deberán de conformarse con regalar un simple te quiero, mientras yo no encuentro forma de verbalizar la magnitud de un sentimiento tan intenso.

Y es que Sucede Que Hoy te extrañé hasta escucharte...

Comentarios »
2 com

Feliz Aniversario

"Feliz aniversario" y una gota de sudor cayó directa de tu barbilla hasta mis labios. Afuera los copos de nieve caían sobre los coches aparcados a aquella hora de la madrugada madrileña. Pero el frío no se dejaba notar entre las sábanas revueltas de la cama que tantos amaneceres nos había visto despertar abrazados. Después de la cena de celebración llegó el brindis ya en casa con un champán cualquiera que a nosotros nos sabía igual que un Don Perignon; no importaba la etiqueta sino cuánta felicidad en cada burbuja y cuánta la ilusión por el festejo del amor. Tras las copas, y después de contemplar la nieve caer a través de la ventana del salón, la habitación nos reclamaba con urgencia y desesperación. Y entre besos y susurros avanzamos -tú en mis brazos- hasta dejarnos caer sobre el colchón. Bendita la vida que al fin logramos y que ahora valoramos por todo lo que nos costó alcanzar. Y ya ves, nada de riquezas banales, nada de lujos ni falsas felicidades, pero somos ricos en amor y afortunados por tenernos el uno al otro en nuestro nido esperando a dar el salto rumbo a Nueva York. Lo demás ya llegará pero nunca será esa nuestra perdición. No recuerdo cuánto tiempo llevamos juntos, no sé bien cuántos aniversarios llevamos celebrados, sólo sé que lo he vivido intensamente y que quedan otros miles por delante. "Feliz Aniversario" y una gota de sudor cayó directa de tu barbilla hasta mis labios; nos tenemos, nos queremos, transpiramos... y eso es señal de que nuestros cuerpos saben disfrutarse amando.

Y es que Sucede Que Hoy volví te felicito como hubiese deseado...

Comentarios »
6 com

Llegar Y Tú

Camino hacia la puerta de casa por el pasillo enmoquetado del rascacielos que desde el día de la llegada nos impresionó y mientras me acerco trato de quitarme la bufanda; menudo frío el de hoy. El sonido amortiguado de mis pasos acelerados es lo único que se alcanza a escuchar en aquel rincón en mitad de la temprana noche neoyorquina. La gente se refugia en sus hogares mientras observa caer la nieve a través de los cristales. Y al entrar, tu olor me recibe paseándose por mi rostro mientras suena la música lenta va llenando la casa entera. Fuera guantes, abrigo y zapatos. Camino acercándome hacia la habitación y escucho tu voz tarareando la canción que suena por encima del sonido del agua saliendo por el grifo de la bañera. Todavía sin ser consciente de mi llegada te escucho remarcar las estrofas más románticas. Poco a poco abro la puerta del baño y entro con un "buenas noches cariño" que te avisa de mi presencia. Qué bien luces sumergida entre la espuma impregnada de sales minerales de fragancias exóticas. Me arrodillo a tu lado y me aproximo hasta besarte mientras la punta de mi corbata se va hundiendo en el agua caliente. Sólo pienso en quitarme la ropa y meterme allí contigo. Y como si tuvieras la capacidad de leerme la mente, me lanzas un gesto con los ojos indicándome el lugar reservado para mí. Espérame, voy a por champán y enseguida vengo; hoy tenemos que brindar por el simple hecho de tenernos.

Y es que Sucede Que Hoy supe que vas a ser tanto...

Comentarios »
4 com

Esa Primera Noche

Los destellos de luz que salían de la pantalla cubrían las paredes del salón todavía a medio terminar y repleto de cajas de cartón llenas de sueños, recuerdos y pertenencias. Apenas una semana atrás se habían decidido finalmente por aquel céntrico ático tipo loft con las paredes desnudas que le dotaban del aire estiloso que siempre habían buscado. El murmullo de los diálogos de la película que no recordaban haber comenzado a ver se escuchaban resonando con timidez. Agotados por la mudanza y después de haber derrochado toda su energía en los abrazos y los besos que festejaban la felicidad de aquel sueño cumplido, habían terminado por caer rendidos el uno encima del otro en el sofá, mientras la madrugada caía fría del otro lado del gran ventanal con vistas a la terraza. El sueño se había apoderado de ellos hacía ya algo más de una hora, pero nada importaba. Ni siquiera se sentían incómodos en aquella postura retorcida. Les bastaba la ilusión de saberse al fin juntos compartiendo techo en la casa que tantas y tantas veces habían soñado en sus tardes de verano. Tenían suficiente con sentirse el uno junto al otro entre aquellas cuatro paredes que tanto habían anhelado. Y asomando de una de las cajas de la mudanza todavía incompleta, una fotografía enmarcada de los dos sonriendo y derrochando amor parecía querer escapar de aquella prisión de cartón, dispuesta a ocupar su lugar definitivo justo en el recibidor, para que cada día aquella imagen fuese lo último que vieran antes de salir y lo primero en observar nada más entrar.

Y es que Sucede Que Hoy quisiera...

Comentarios »
4 com

Bendito Destino

Cuando dos almas viejas se juntan de pronto en el camino el mundo cae rendido ante los sincronismos. Todo parece hecho a la medida de dos corazones que ahora laten acompasados. El tiempo deja de tener sentido y no existen adverbios que puedan llegar a expresar la magnitud de un sentimiento tan puro. Tampoco los adjetivos alcanzan a describir las sensaciones experimentadas en lo más profundo de las entrañas. Las horas se convierten en minutos, los minutos en segundos, los días en esperas y las noches en eternas si no comparto almohada ni encuentro bajo las sábanas tu ombligo. Se desbordan las palabras incapaces de soportar el peso de su significado auténtico y por primera vez hallado. Ya no valen relojes, diccionarios, mapas ni calendarios. Todo cobra una dimensión nueva cuando son tus ojos los que miro y encuentro en ellos la respuesta a cada enigma del pasado; ¿De dónde vengo? De otros lugares, universos paralelos, sólo para llegar a tu encuentro. ¿Adónde voy? Al fin del mundo, pero siempre de tu mano y con el corazón latiendo. Y ahora sólo me nacen palabras de agradecimiento; por perder el vuelo que debía haber tomado, decidir quedarme y no realizar el viaje organizado, asistir al lugar donde debía encontrarme contigo y finalmente entrar en tu vida y poder decirte todo lo que en estas líneas te brindo. Bendito destino.

Y es que Sucede Que Hoy sé que eras tú el motivo...

Comentarios »
2 com

Cuando Dormir Es Soñar

Nada como sentir el aire que respiras deslizarse por mi rostro junto al tuyo mientras duermes y a mí sólo el deseo de mirarte y retener el instante para siempre me separa del sueño. Tu exhalación viaja hasta mis tímpanos y sentirla tan de cerca hace que mi piel se erice como un campo de trigo bañado por la brisa vespertina. Uno a uno se levantan los tallos dorados que brotan de mis brazos y un cosquilleo incesante va recorriendo centímetro a centímetro la superficie de un cuerpo que se estremece con tu respiración. Tu mano entrelazada a la mía me invita a viajar al interior de los sueños que ahora pasean por tu mente como una película surrealista. Siento el latido pausado de tu corazón despierto aún cuando duermes tratando de entender los mensajes silenciosos que el mío le lanza. Entretanto, el reloj sigue marcando los minutos demasiado deprisa. Nada lo detiene; ni siquiera la imagen de nuestros cuerpos derrochando amor encajados como un puzzle. Poco a poco voy cediendo ante la presión de mis párpados que luchan por permanecer abiertos fotografiando cada movimiento insignificante de tu pelo o de tus párpados nerviosos por las imágenes oníricas. Y mientras me debato entre la vigilia y la inconsciencia un fuerte sentimiento aflora sin aviso: no existe felicidad mayor que la de abrir los ojos y ver que no eras sueño y estás realmente allí conmigo.

Y es que Sucede Que Hoy volví a tenerte aquí...

Comentarios »